Wednesday - Nov 14, 2018

Si la caravana de migrantes es una “invasión” ¿Cuál es el término para lo que Estados Unidos está haciendo en Siria, Irak, etc.?


marvinphotonew_editorial2

NOTA DEL EDITOR

Queridos lectores:

Mucho se ha escrito en los medios de comunicación acerca de la caravana de personas, mayormente de Honduras y otras naciones vecinas, que han abandonado sus países centroamericanos y han sido vistos caminar en las autopistas, en busca de un nuevo comienzo en sus vidas, ya que sus propios países no han podido proporcionarles la seguridad que uno necesita para vivir como un ser humano.

Carecen de lo que tenemos en los Estados Unidos, los medios para la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad, “que es una frase bien conocida en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. La frase da tres ejemplos de los “derechos inalienables” que la declaración dice que su creador les ha dado a todos los seres humanos y que los gobiernos están creados para proteger.

Pero esos derechos están ausentes allí. En su lugar, encontrarán: bandas criminales, violencia gubernamental, pobreza, falta de empleos y oportunidades. Esto ha empujado a muchos a abandonar sus hogares y ahora se dirigen a los Estados Unidos, incluso si eso significa arriesgar sus propias vidas.

Aunque se sospecha que hay una agenda oculta detrás de la caravana que ha sido llamada invasión, y que George Soros es responsable de promover y canalizar los fondos para pagar muchos de los gastos asociados con la farsa para destruir el gobierno de Donald Trump. La verdad es que los Estados Unidos tienen una gran responsabilidad por los fracasos y dificultades de esos países por apoyar a los gobiernos militares corruptos que han abusado de su poder durante décadas, mientras saquean las arcas de sus naciones.

Escrito por Matt Agorist, del Free Though Project, el siguiente artículo nos brinda un profundo punto de vista analítico de quién tiene razón y quién está equivocado en el debate de la caravana que está viajando lentamente hacia el norte de México hacia la frontera de los EE.UU. para solicitar asilo político. – Marvin Ramírez.
____________________

No, las 5,000 personas que huyen de la violencia, creadas por los Estados Unidos, no son una invasión, pero los tanques estadounidenses que rodan las calles de Siria ciertamente lo son

por Matt Agorist

Dependiendo de qué lado de la televisión recibas tu información, estás esperando que miles de mujeres migrantes y niños busquen su parte del sueño americano para aparecer en Arizona o estás esperando a terroristas armados enviados aquí por George Soros en una misión de invasión lista para matarte y tomar tu trabajo. La realidad, sin embargo, no es ninguna de estas.

El lunes, el presidente Donald Trump tuiteó en Twitter que la “caravana de migrantes” es “una invasión de nuestro país y nuestro ejército lo está esperando”. Esta retórica no solo es peligrosa, sino que es totalmente inexacta.
Es un hecho verificable que aproximadamente 5,000 hombres, mujeres y niños están haciendo una caminata hacia el norte a pie, en autobús y por cualquier otro medio, a través de México. Sin embargo, la razón de su viaje no es para “invadir” a los Estados Unidos, sino para buscar asilo en un asalto originado en Washington DC que ambos partidos han perpetuado durante mucho tiempo contra los pueblos de América Central y del Sur.

La realidad es que estas personas no se están “moviendo” o “migrando”, sino que están huyendo de la violencia en su país de origen que es un resultado directo de la política estadounidense en esa región. Si bien los Estados Unidos no tienen una crisis migratoria, seguramente tenemos una crisis de refugiados, y es nuestra culpa.

A partir de Ronald Reagan, Estados Unidos ha estado financiando regímenes militares extremistas que han llevado a cabo asesinatos en masa, secuestros y torturas en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Los golpes militares respaldados por Estados Unidos, la explotación de recursos y la historia de Estados Unidos de propagación del neoliberalismo económico en El Salvador han llevado a toda la región al caos, al igual que sucede en todos los países que han tenido la mala suerte de recibir cierta “libertad” de los EE.UU. Además, se ha creado efectivamente un clima donde los carteles de la droga alineados con los paramilitares pueden prosperar y prosperan.

Las personas que huyen del conflicto en su país, que es un resultado directo de la política estadounidense bipartidista, no hacen nada por ninguna de las plataformas de las partes. Sin embargo, cuando puedes ver lo que está pasando para hacer que “los otros muchachos” se vean mal mintiéndoles a los estadounidenses acerca de por qué hay miles de personas caminando por México, entonces tienes los pilares de una campaña política.

Llamar a esto una “invasión” no solo es totalmente inexacto, sino que es increíblemente hipócrita. Incluso si la mayoría de esta caravana llega a la frontera de los EE.UU., No hay absolutamente ninguna manera de que nos invadan o nos invadan, incluso sin el ejército de los EE.UU. que Trump está enviando de esa manera. Para ser completamente claro en esa noción, aquí está la definición de “invasión”:

SUSTANTIVO

1. un acto o instancia de invadir o entrar como un enemigo, especialmente por un ejército. (No tienen ejército)
2. La entrada o advenimiento de cualquier cosa molesta o perjudicial, como la enfermedad. (Son seres humanos, no una enfermedad).
3. Ingreso como para tomar posesión o invadir: (5,000 personas nunca podrían tomar posesión o invadir nada en un país tan bien armado).

Huir a otro país porque sus hijos están siendo secuestrados, asesinados y torturados como resultado directo de la intromisión de los gobiernos extranjeros en su país no es una invasión.
Por el contrario, sin embargo, los tanques voladores, bombas, aviones y tropas en el extranjero y estacionándose dentro de las fronteras de una nación soberana, sin ser invitado, es una invasión.

Los demócratas y los republicanos están a favor de las invasiones cuando son los Estados Unidos quienes los están llevando a cabo. Basta con mirar las cerca de 800 bases militares en más de 70 países de todo el planeta que Estados Unidos mantiene para demostrar este punto.

Deja un comentario