Saturday - Sep 22, 2018

Los que muchos no saben acerca de la importancia del páncreas


pancreas_health

por Ben Fuchs

Una de las mejores películas que he visto fue la adaptación de Rob Marshall del musical de Broadway Chicago. No solo fue la representación histórica de la Ciudad de los Vientos en 1920 fascinantemente presentada, sino que ver al cómico John C. Reilly emitir un Oscar digno, si no la actuación ganadora del Oscar, y escuchar su canción fue una agradable sorpresa también.

Mi canción favorita en la película fue la interpretación del personaje de Reilly, Amos Hart, de “Mr. Celofán “una súplica quejumbrosa por el reconocimiento de un interés amoroso ajeno que muchos de nosotros podemos encontrar familiar. “El Sr. Cellophane” cuenta la historia de las pruebas de un hombre enamorado, poco apreciado e incomprendido. Y, quiénes de nosotros podemos decir que nunca sintieron el amor no correspondido de un chico o una chica, simplemente queríamos agradecer nuestros afectos.

Cuando pienso en el amor no correspondido, a veces pienso en nuestro cuerpo humano y sus partes. Al igual que Amos Hart, de Chicago, nuestro corazón, y el bazo y el timo y la tiroides, entre otras estructuras, nos aman fielmente pero no son reconocidos ni apreciados. Y ningún órgano en el cuerpo es más desconocido y menos apreciado que el páncreas. Si bien todo el mundo sabe sobre el corazón y el cerebro y el estómago y la piel, casi nadie le da a este pequeño órgano de 2 o 3 onzas su debido tiempo.

El páncreas no solo fabrica y secreta insulina para controlar el azúcar en la sangre, sino que también produce enzimas digestivas para descomponer las proteínas, los carbohidratos, las grasas y el colesterol. El bicarbonato para la salud de la sangre y para controlar los niveles de ácido de los alimentos digeridos y procesados también lo produce el páncreas. Incluso el ADN de los alimentos vivos y anteriormente vivos se procesa mediante secreciones pancreáticas.

Hay una razón por la que la carcinogénesis del páncreas es la forma más mortal de cáncer. El páncreas es muy importante y una vez que esta estructura se descompone también lo hace todo el cuerpo. Además de ser una estructura digestiva, el páncreas juega un papel importante en el procesamiento del azúcar a través de la fabricación de la hormona insulina. La enfermedad autoinmune del páncreas, técnicamente conocida como diabetes tipo 1, afecta a casi 3 millones de estadounidenses, según la Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil e incluye síntomas desagradables como sed crónica, pérdida de peso, problemas visuales y confusión mental. La inconsciencia e incluso la muerte pueden ser el resultado de una enfermedad pancreática autoinmune que resalta aún más la importancia de este órgano digestivo y endocrino no apreciado.

Mantener el páncreas en la mejor forma es uno de los caminos más efectivos para la salud digestiva. Asegurarse de que su consumo de azúcar y de carbohidratos refinados sea bajo puede favorecer el bienestar pancreático. Incluso los carbohidratos no procesados como las papas y los granos pueden poner una carga sobre el páncreas. La restricción calórica en general es otra forma de ser amable con el páncreas. Con cada bocado de comida, se requiere que el páncreas trabaje duro para producir enzimas y jugos digestivos.

¿Cómo tener un páncreas saludable? Además de la restricción calórica y el despido de los carbohidratos refinados y los dulces, puede ser útil usar 3 o 4 cápsulas de enzimas digestivas con cada comida. Suplementos de enzimas pancreáticas (es decir, pancreatina) pueden ser especialmente útiles; tomar un par con comidas y meriendas. Y el uso de vegetales frescos sin cocer, enteros, sin procesar, ricos en enzimas puede apoyar la actividad de las enzimas pancreáticas. Y, el cromo (200mcg con las comidas) y el complejo B (especialmente la niacina) pueden apoyar el metabolismo del azúcar y ayudar a la actividad de la insulina, reduciendo la carga en un páncreas con exceso de trabajo.