Saturday - Nov 25, 2017

Las conversaciones del TLCAN se reanudan en medio de crecientes dudas


videgaray_HL copy

México es más grande que el acuerdo comercial, dice secretario de asuntos exteriores a senadores

Recopilado por México Daily News

Las conversaciones comerciales se reanudaron hoy en medio de crecientes dudas en ambos lados de la frontera sobre la probabilidad de una conclusión exitosa de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Algunos observadores dicen que existe una posibilidad real de que no se llegue a un nuevo acuerdo sobre el TLCAN, mientras que México ha dado nuevas indicaciones de que está dispuesto a abandonar el acuerdo de 23 años.

La cuarta ronda de renegociación en Washington se realiza después de nuevas amenazas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para poner fin al acuerdo.

Ayer, en el Senado, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, advirtió que México abandonaría el TLCAN si no fuera favorable a sus intereses y apuntó a la predilección del Presidente Trump por disparar las amenazas y los velos a través de Twitter.

“No estamos negociando el acuerdo en las redes sociales, no estamos negociando el TLCAN a través de Twitter, lo estamos haciendo con profesionales, actuando de buena fe y así continuaremos”. Pero solo continuaremos con este proceso y en este acuerdo si es de interés nacional“, dijo.

Videgaray también dijo que el objetivo era llegar a un acuerdo beneficioso para los tres países, pero destacó que la prosperidad de México no dependía de ella.

“México es mucho más grande que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y debemos estar preparados para los diferentes escenarios que podrían resultar de esta negociación”.

Los comentarios de Videgaray se produjeron después de que Trump, una vez más, influyó en el asunto al hacer otra amenaza para abandonar el tratado comercial trilateral.

“Creo que el TLCAN tendrá que ser rescindido si vamos a hacerlo bien”, dijo Trump en una entrevista publicada por Forbes ayer, y agregó: “Me gustan los acuerdos bilaterales”.

Como resultado del aumento de la incertidumbre, el peso se ha hundido hasta su nivel más bajo desde junio y ahora se está negociando a algo menos de 19 por dólar.

La postura dura de Trump también atrajo críticas renovadas esta semana de parte de grupos empresariales y agricultores dentro de los Estados Unidos, incluido el lobby empresarial más poderoso del país.

La Cámara de Comercio de EE. UU. Envió una carta a la Casa Blanca ayer, firmada conjuntamente por más de 300 otros grupos empresariales de Estados Unidos, para expresar su apoyo al TLCAN tal como está actualmente.

El presidente de la Cámara, Thomas Donohue, reiteró los puntos de vista de la organización y dijo que algunas de las propuestas del gobierno de Trump socavarían el comercio entre los tres países del TLCAN -México, Estados Unidos y Canadá- que valen más de 1 billón de dólares al año.

“Todavía hay varias propuestas de pastillas venenosas en la mesa que podrían acabar con todo el trato”, dijo Donohue en un evento empresarial en la Ciudad de México.

Se refirió específicamente a la controversial propuesta de reglas de origen que obligaría a los fabricantes automotrices a obtener más partes en América del Norte, los cambios que se han propuesto a un mecanismo de resolución de disputas y una “cláusula de extinción” que forzaría a los tres países a reafirmar su compromiso de El acuerdo cada cinco años para que continúe.

La “amenaza existencial” al TLCAN también amenazó la seguridad regional, dijo Donahue.

México y los Estados Unidos cooperan en una serie de cuestiones bilaterales más allá del comercio, incluida la lucha contra el tráfico de drogas y la inmigración ilegal. Videgaray también dijo que el fin del TLCAN perjudicaría la cooperación bilateral.

En las conversaciones de esta semana, se espera que los Estados Unidos impulsen una propuesta que exigiría que los vehículos fabricados en México tengan un contenido de 85 por ciento del TLCAN para mantenerse sin tarifas, en comparación con la regla de contenido del 62.5 por ciento actualmente en vigencia. Cincuenta por ciento del contenido de Estados Unidos también puede ser propuesto, dijeron las fuentes a CNBC.

Pero los fabricantes de automóviles en México dicen que cualquier medida de ese tipo tendría un efecto perjudicial en la competitividad de la industria, mientras que Donohue dijo que podría tener un efecto opuesto al que se pretendía porque la industria buscaría obtener más aportes de Asia.
También criticó el énfasis que Trump ha puesto en reducir el déficit comercial de US $64 mil millones que el país tiene con México.

“Es un enfoque equivocado y es imposible lograrlo sin paralizar la economía”, dijo Donohue.

Varios analistas creen que existe una posibilidad definitiva de que las conversaciones -y el acuerdo- puedan romperse a medida que continúen las negociaciones sobre los temas más polémicos.

Karen Antebi, asesora económica de la embajada mexicana en Washington, dijo que “los riesgos de retiro son altos y nos estamos preparando para esa posibilidad”, mientras que Juan Carlos Hartasánchez, un director sénior de la consultoría Albright Stonebridge, dijo: “Definitivamente Creo que hay una posibilidad real de que esto pueda desmoronarse”.

El principal estratega global de Horizon Investment fue un poco más optimista. Aunque Greg Valliere describió al TLCAN como “muy delgado”, dijo que incluso si las amenazas de abandonar las conversaciones se hicieran realidad, no necesariamente pondría fin al acuerdo.

“Creo que existe la posibilidad de que Estados Unidos o México puedan lograrlo”, dijo Greg Valliere.

“[Pero] creo que la gente lo consideraría un truco y tal vez podríamos resucitar las conversaciones”.

La ronda de Washington está programada para concluir el domingo, aunque existe la posibilidad de que se pueda extender por dos días hasta el 17 de octubre.

Fuente: El Economista (sp), Reuters (en), CNBC (en)

Los funcionarios del medio ambiente planean oponerse a la muralla
Se han preparado argumentos contra el muro fronterizo de Donald Trump

México está dispuesto a oponerse al muro fronterizo del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por motivos ambientales. Pero el debate no comenzará hasta que se confirme la construcción del muro.

El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, dijo esta semana que estaba claro que el proyecto podría causar daños ambientales considerables.

La construcción de ocho prototipos para el muro fronterizo comenzó el 26 de septiembre en San Diego, California. Se seleccionaron seis contratistas de todos los EE. UU. Para el proceso, que se espera que demore alrededor de 30 días.

Cuatro de los prototipos se construirán de hormigón, mientras que otros materiales se usarán para los otros cuatro. Las paredes tienen un rango de entre 5.5 y 9 metros de altura y deben tener éxito en un objetivo que prevalece: “desalentar los cruces ilegales en el área en la que se construyen”.

Una vez construidos, serán probados por el Departamento de Seguridad Nacional, que pagará entre $300,000 y $500,000 por cada uno.

Las pruebas se basarán en la capacidad de los muros para el “anti-escalamiento, anti-excavación y seguridad de los agentes de patrulla fronteriza”, dijo Tekae Michael, de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Varios de los prototipos han sido erigidos.

El secretario de medio ambiente de México dijo que su departamento tiene los argumentos ambientales necesarios contra el proyecto.

También dijo que hay organizaciones internacionales que han sido mantenidas informadas del muro fronterizo y que colaborarían con México.

Fuente: El Sol de Tijuana (sp), NPR (en), WREG (en)