Monday - Sep 24, 2018

Grupos de consumidores instan Trader Joe’s a dejar de vender carne de animales criados con antibióticos


por Ethan A. Huff

Hay una verdadera crisis de salud pública que se avecina en el horizonte, y sus orígenes se derivan de la práctica común de la industria alimentaria de alimentar a la fuerza con antibióticos al ganado para que sean más macizos y llevar su carne al mercado lo más rápidamente posible. Y un importante grupo de defensa de los consumidores ha pedido a la popular cadena de comestibles, Trader Joe’s a enfrentar la situación y dejar de vender carne y carne de ave derivada de animales criados de esta manera, lo que está causando problemas de salud generalizados y resistencia a los antibióticos.

Consumers Union, el brazo político y de defensa de Consumer Reports, recientemente publicó un anuncio de página completa en e diario Los Angeles Times (LAT) solicitando a Trader Joe’s volverse líder de la industria en esta importante cuestión. Como Trader Joe ya ha forjado el camino para tomar una posición sobre otros temas de seguridad alimentaria y de salud importantes en el pasado, la Unión de Consumidores espera que Trader Joe, una vez más haga lo correcto y saque carne convencional de su línea de productos.

Puede ver el aviso a página completa de Consumer Union en: http://notinmyfood.org.

“El ochenta por ciento de los antibióticos que se venden en EE.UU. son utilizados por las industrias de la carne y aves de corral para que los animales de granja de fábrica crezcan más rápido y toleren condiciones de hacinamiento y falta de higiene”, dice el anuncio de Consumers Union. “Como un minorista progresista que ya ha demostrado que le importa la salud de sus clientes, diciendo que no a los OGM, colorantes artificiales y grasas trans, Trader Joe debe dar el siguiente paso, ayudando a mover a la industria ganadera en la dirección correcta – hacia los animales sanos criados sin drogas”.

Firme la petición que insta a Trader Joe’s a dejar de vender comidas con droga

A pesar de Trader Joe’s admite que vende una variedad de productos orgánicos, con productos de carne alimentada con pasto y libre de antibióticos, algunos de los alimentos que ofrece aún contienen variedades convencionales de las mismas carnes de animales criados en condiciones típicas CAFO – CAFO se refiere a la operación de alimentación animal concentrada, y corresponde al formato típico en la mayoría de las granjas industriales. Con un número creciente de estadounidenses informados interesados en carnes rojas y de aves libres de antibióticos y seguras, tiene sentido para Trader Joe’s tomar acción ahora y abrir el camino hacia mejores estándares de producción de carne.

“Continuar vendiendo carne de animales que se alimenta rutinariamente con antibióticos contribuye al desarrollo y la propagación de la resistencia a los antibióticos”, añade Halloran. “Como una empresa que ha tomado una postura de responsabilidad social en otros temas, Trader Joe’s podría hacer una importante contribución a la mejora de la salud pública al usar sólo carnes rojas y de aves criadas sin antibióticos”.

En otras noticias de salud relacionadas:

Triclosán en jabones antibacteriales, pasta de dientes nunca ha recibido aprobación sanitaria de la FDA

Se añade a cientos de productos de consumo que van desde jabones de mano y jabones líquidos hasta pastas de dientes e incluso juguetes de los niños, pero nunca ha recibido la aprobación sanitaria formal de la Food and Drug Administration (FDA) de EE.UU. Y a pesar de que la industria química afirma que el producto químico antibacteriano triclosán es seguro y eficaz, simplemente no hay evidencia sustancial para demostrar esto, y muchas pruebas demuestran que el triclosán es peligroso.

De hecho, ha surgido tanta evidencia en los últimos años que muestran los peligros del triclosán que los grupos de defensa del consumidor han estado poniendo cada vez más presión sobre la FDA para llevar a cabo las revisiones de seguridad de la sustancia química que deberían haber realizado hace décadas. El grupo sin fines de lucro Natural Resources Defense Council (NRDC), en realidad tenía que presentar una demanda para lograr que la FDA actuara, y ahora se espera que la agencia lleve a cabo su revisión a finales de este otoño, después de años de claro estancamiento.

Pero el quid de la cuestión es que el triclosán nunca fue aprobado para su uso por el consumidor bajo la ley, como debería haber sido, a pesar de que desde hace más de tres décadas el producto químico es de uso generalizado. El propio sitio web de la FDA explica que no hay pruebas que demuestren que el triclosán es mejor que el agua y jabón en la erradicación de las bacterias y, sin embargo, muchos jabones convencionales en el mercado hoy en día lo contienen todas formas.

“En 1978, la FDA publicó sus primeras directrices provisionales para los productos químicos utilizados en los jabones líquidos para manos y cuerpo”, explica un reciente artículo de Associated Press (AP) sobre la cuestión. “El proyecto indica que el triclosán no fue ‘generalmente reconocido como seguro y eficaz’, porque los reguladores no pudieron encontrar suficiente investigación científica que demuestra su seguridad y eficacia”.

Este proyecto, sin embargo, nunca fue terminado. Ni tampoco ninguno de los otros proyectos de la FDA en los años siguientes. Sólo en 1997 la FDA finalmente concedió la aprobación para el uso de triclosán en un producto de consumo, pero era estrictamente para Colgate Total en 1997. La FDA nunca ha aprobado el uso en los otros productos a los que se agrega triclosán actualmente, ni se ha afirmado que el producto químico es seguro o eficaz en este tipo de productos.

Triclosán vinculado a la perturbación endocrina, daño cerebral y cáncer

Nada de esto sería preocupante si el triclosán simplemente fuera ineficaz para realizar su función. Pero la investigación ha demostrado que la exposición al triclosán puede conducir a una serie de consecuencias negativas, incluyendo graves trastornos hormonales, daño cerebral e incluso varios tipos de cáncer.

También se ha demostrado que el triclosán daña el medio ambiente, ya que es uno de los productos químicos más frecuentemente detectados en arroyos y otros cursos de agua en EE.UU.

“El triclosán y triclocarbón son productos químicos antibacterianos comúnmente añadidos a los productos de consumo (…) y que se ha demostrado que afecta a las hormonas y pueden estimular el crecimiento de las bacterias resistentes a los fármacos o ‘superbacterias’”, explica NRDC en su índice químico. “Los estudios en animales han demostrado que estos productos químicos pueden interferir con las hormonas críticas para el desarrollo y la función normal del cerebro y los sistemas reproductivos … (y) el triclosán se ha asociado con niveles más bajos de la hormona tiroidea y la testosterona, lo que podría resultar en un comportamiento alterado , problemas de aprendizaje, o infertilidad”.

Asegúrese de revisar el índice químico NRDC para obtener más información sobre el triclosán y el triclocarbón:
http://www.nrdc.org/living/chemicalindex/triclosan.asp.