Thursday - Nov 22, 2018

El uso de Splenda está ligado a la diabetes Tipo 2, el SII y el cáncer


Aspartame-Sugar_health

por Lynn Griffith

Cada vez más estadounidenses se ponen a dieta cada año, lo que resulta en un aumento constante de ingresos para la industria dietética. A partir del 2012, los estadounidenses gastaron 65 mil millones de dólares tratando de bajar de peso. Uno de los mercados más grandes eran los refrescos de dieta, con estadounidenses gastando hasta 21,15 millones de dólares.

Los morteamericanos gastaron 21,15 millones de dólares en soda de dieta en el 2012

Mucha gente entiende que el consumo alto de azúcar está conectado directamente al aumento de peso y otros problemas de salud. Muchas personas recurren a la soda de dieta y los edulcorantes artificiales los cuales creen beneficiarán sus objetivos de salud y pérdida de peso. Sin embargo, la investigación muestra que los edulcorantes artificiales no le ayudarán a perder peso y puede aumentar su probabilidad de desarrollar diabetes, cáncer y enfermedades del intestino irritable.

Las bebidas endulzadas artificialmente están vinculadas a aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Un estudio del 2013 mostró que ambas, bebidas azucaradas y bebidas endulzadas artificialmente estaban vinculadas a un aumento del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Otro estudio examinó la relación a largo plazo entre 3,682 personas y los edulcorantes artificiales. El estudio mostró que las personas que beben bebidas endulzadas artificialmente tuvieron un aumento del 47 por ciento más alto en el IMC que aquellos que no lo hicieron.

Una revolucionaria investigación encontró que los edulcorantes artificiales como la Splenda, puede causar la diabetes, el síndrome del intestino irritable y aumentar su riesgo de cáncer. A muchas personas en la comunidad de la diabetes les fue dicho por Splenda que no afectaría su azúcar en la sangre o el metabolismo. Los ingredientes que componen Splenda son cloro, dextrosa, maltodextrina y (un derivado del maíz OGM). Splenda se hace mediante la sustitución de átomos de hidrógeno con átomos de cloro. Como resultado, es posible conseguir la intoxicación por cloro y toxicidad celular relacionada con el uso continuo de este producto.

El uso regular de Splenda puede resultar en envenenamiento por cloro y toxicidad celular que conduce a la diabetes tipo 2, síndrome de intestino irritable, y el cáncer

Un estudio publicado en la revista Diabetes Care encontró que el consumo diario de refrescos de dieta se asocia con un 36 por ciento de mayor riesgo de síndrome metabólico y 67 por ciento de mayor riesgo de diabetes tipo 2. También se encontró que los edulcorantes artificiales o sucralosa destruye los probióticos dentro del cuerpo y pueden dar lugar a trastornos digestivos como el IBS o de intestino permeable.

Un estudio realizado por Xin Qin MD, Doctorado de la Escuela de Medicina de Nueva Jersey encontró que la utilización de Splenda es la causa del IBS, colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. El Dr. Qin hizo este descubrimiento mientras estudiaba el rápido aumento del SII entre los residentes de Alberta, Canadá. Se descubrió que en un período de tiempo de 20 años, la tasa de IBS aumentó en un 643 por ciento! Se encontró que la sucralosa es más determinada en las bacterias del intestino que otros edulcorantes artificiales. También se descubrió que el cuerpo es incapaz de digerir la sucralosa, que tiene que pasar a través del cuerpo dejando inalterado y daños en las paredes intestinales que pueden resultar en intestino permeable.

Estudios realizados en la Universidad de Duke confirmaron esta investigación al constatar que Splenda no sólo reduce las bacterias beneficiosas en el intestino, sino que también aumenta los cuerpos de pH fecal. El resultado de Splenda no solo es un malestar digestivo sino que también está vinculada a aumentar el riesgo de cáncer debido a su perfil de ingredientes.

El Manual de la OSHA y Residuos Peligrosos, Manual Merk informa que el cloro es un significativo carcinógeno significativo de consumo regular, inhalación o absorción a través de la piel que pueden resultar en cáncer. Si está expuesto a una pequeña cantidad de cloro en ocasiones, el cuerpo es capaz de eliminar el cloro a través de los intestinos, los riñones y el hígado, pero el consumo diario podría aumentar el riesgo de cáncer.

Otro estudio publicado en Toxicología y Salud Ambiental encontró que cuando Splenda es llevada a altas temperaturas genera cloro propanoles, que es una toxina relacionada con el cáncer. Cocinar con Splenda aumentará el riesgo de daño al cuerpo.

Si su búsqueda es un edulcorante alternativo, considere las formas naturales de la stevia. Stevia ha demostrado en estudios reducir la sensación de hambre y la ingesta de calorías. Los investigadores también han encontrado que la stevia reduce los niveles de glucosa después de las comidas y ayuda a normalizar el azúcar en la sangre y reducir el riesgo de diabetes.

Fuentes incluyen:
(1) http://www.fitnessforweightloss.com/diet-and-weight-loss-statistics/
(2) https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-drinks/artificial-sweeteners/
(3) https://draxe.com/splenda-linked-diabetes-ibs-cancer/