Saturday - Apr 20, 2019

El individuo y las operaciones encubiertas; nueve notas que clarifican la libertad


Jon Rappoport

por Jon Rappoport

“La mente no tiene ninguna obligación de ser un contenedor.” (The Underground, Jon Rappoport)

UNO: Los hombres de élite que manipulan a las masas se mantienen fuera del Colectivo, pero ellos no son libres. Su único poder proviene de disminuir el poder de otros.
Ellos no conocen ningún otro tipo de poder.
La idea de que, dentro de ellos mismos, como individuos, tienen fuego creativo es total y absolutamente ajena a ellos.

DOS: Cada gran operación encubierta tiene el mismo objetivo oculto: “vencer al enemigo y, por tanto, ganar más control”.
¿Pero control sobre qué?
Más allá de las respuestas comunes, la respuesta de raíz es: “control de la mente”.
¿Por qué? Porque la percepción y el pensamiento pueden ser canalizados, dirigidos, reducidos y debilitados, y por tanto, no importa qué hagan los humanos para resistir otros tipos de control. Siempre tomarán la senda equivocada. Siempre operarán dentro de un territorio limitado y restringido. Siempre ignorarán su propio poder auténtico.
Estoy hablando de un poder que sobrepasa la capacidad “normal” y “promedio” para influir en la corriente de causa y efecto.
La “prisión” de causa y efecto es un concepto establecido básicamente para convencer a la gente de que es pequeña, disminuida, y de que está a merced de fuerzas mayores.
Pero, en el fondo de todo esto, los humanos tienen la capacidad de “brincar la cadena” y de convertirse en “causas primeras”.
Y no de una forma menor.
Por desgracia, el punto de vista popular de cómo lograr esto a menudo está enraizado en nociones New Age: la corrección instantánea; la manifestación disneyquesca, la “rendición al universo”.
Estas son versiones de las operaciones psicológicas de lo real, para comprometer a los ingenuos entre nosotros.
“Saltar la cadena” es, en realidad, una forma de revertir las operaciones. En otras palabras, en lugar de aceptar el mosaico de la realidad que ha sido creado para nosotros, cada uno crea el suyo propio.
Sin compromiso.
Más allá de las operaciones encubiertas, cada ser humano tiene la capacidad de actuar en diferentes formas para cambiar el transcurso del tiempo, la arquitectura del espacio y las fuentes de energía.
El grado en que un individuo cree que esto es imposible refleja su aceptación de las operaciones encubiertas básicas en el planeta Tierra.

TRES: Cuando la gente habla de “esperanza para todos”, rara vez se refiere al poder del individuo.
Eso se debe a que están enceguecidos por el grupo. No tienen otra opción.
Están viendo a través de la lente del colectivo.
Juzgan su trabajo por el solo efecto que tiene en otros, y se juzgan a sí mismos solamente por el efecto que otros tienen en ellos.

CUATRO: Cuando el individuo establece un objetivo que está fuera del consenso del statu quo, él mismo está fuera de ese consenso.
El grado de organización que crea, para alcanzar el objetivo, no tiene que ser tradicional, simétrico, balanceado. La organización debería ser una función de las acciones que alcanzarán el objetivo. Las acciones deberían dictar la organización.

CINCO: Libertad significa que el individuo puede cambiar su mente en cualquier momento. También significa que, si no cambia su mente y por el contrario continúa un solo camino, él va a tener que continuar refiriéndose a la versión original que dio nacimiento a la empresa en que se ha comprometido. Él va a tener que seguir inspirándose de esa manera. De otra forma, su energía se estancaría. Él se volvería  menos importante que el modelo.

SEIS: La historia, cuando se aplica a la vida de una persona, sólo tiene sentido cuando la está inventando. De otra manera, es fortuita, y el único movimiento hacia delante es como el que produciría el molido de una máquina.

SIETE: Mucha gente es esclava de un modelo. Piensa que si hace A entonces debe hacer B, y luego C. No ve otras opciones. Para ella, hay que seguir el modelo. Pero éste no conduce a un resultado deseado. Sólo traza círculos y coloca a la persona más atrás de donde comenzó.

OCHO: Si las “cosas como son” no tienen vida, es de suponer que la imaginación  va a transformarlas.
NUEVE: El llamado iluminismo no es una olla de oro al final del arcoíris. Es el resultado de la libre creación individual de nuevas realidades.

Jon Rappoport es autor de tres colecciones explosivas, The Matrix Revealed, Exit From The Matrix, y Power Outside The Matrix.