Friday - Oct 19, 2018

Defensores hispanos presionan por mejoras en reforma migratoria


El debate sigue tras el receso

por Alex Meneses Miyashita

Cecilia MuñozCecilia Muñoz

Los defensores hispanos están saliendo a hablar contra el acuerdo de reforma a la inmigración bipartidista introducido en el Senado de EE.UU. el 17 de mayo y prometieron que seguirán presionando para mejorarlo.

El Senado retomará el debate sobre el proyecto cuando regrese de su receso del Día Memorial el 4 de junio.

la ciudadanía para los inmi-El Acta Border Security and Immigration Reform de 2007 incluye potenciar la seguridad de la frontera y medidas en el lugar de trabajo requeridas para ser implementadas para gatillar un programa de trabajador temporal y un camino haciagrantes indocumentados.

Las organizaciones latinas y pro inmigrantes han listado como sus principales preocupaciones en el proyecto recortes a la inmigración familiar bajo un sistema propuesto basado en puntos y un programa de trabajador invitado que no ofrece a los participantes camino a la ciudadanía.

Al mismo tiempo, ven el debate como una oportunidad clave para asegurar un camino a la legislación para millones de residentes indocumentados en el país.

“Fallar en la acción no es una opción aquí”, dijo la vicepresidenta del Consejo Nacional de La Raza, Cecilia Muñoz.

Brent Wilkes, director en Washington de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), dijo, “Estamos dispuestos a ceder, pero tiene que ser por las razones correctas”.

Entre los grupos que oficialmente declararon su oposición al proyecto estaban LULAC, Labor Council for Latin American Advancement, Hispanic Federation, National Alli- ance of Latin American and Caribbean Communities, National Day Laborer Association y el William C. Velázquez Institute.

Otras organizaciones, tales como La Raza, grupos de derechos civiles y latinos alegan que la ley dañaría a los inmigrantes indocumentados. Mientras varios de los proyectos listados en NCSL en su análisis preliminar incluirían ciertos beneficios para los inmigrantes indocumentados, la gran mayoría de las propuestas legislativas los penalizarían.

Los proyectos estatales más comúnmente oscilan desde restringir servicios para los inmigrantes indocumentados, penalizar a los empleadores por contratarlos, permitir a la policía estatal y local entrar a un programa federal para potenciar la ley de inmigración y requerir pruebas a los ciudadanos para votar, entre otros.

La legislación que extiende los benefi cios a los inmigrantes indocumentados generalmente comprende darles certificados de conducir y matrícula estatal y financiamiento de programas de aprendizaje del inglés.

Oklahoma, Missouri, Carolina del Sur y Tennessee han introducido propuestas exhaustivas tal como han sido definidas por NCSL. Éstas se refieren a varios elementos y se enfocan en los inmigrantes indocumentados y en los empleados que los contratan. Recientemente, el Senado del estado de Oklahoma aprobó una legislación por 41-6 que ha sido mencionada como una de las más restrictivas del país contra los inmigrantes indocumentados.

Penaliza a los empleadores al contratarlos, esconder o refugiarlos, les quita los beneficios públicos y permite a la policía local entrar en un programa federal para potenciar la ley de inmigración.

El Sen. James William-son, autor del proyecto, dijo que era “una mirada justa a los problemas que Oklahoma está enfrentan- do como resultado de la inmigración ilegal”.

Los oponentes tienen una visión alternativa. La califican de malvada en esencia.

Los resultados adicionales preliminares del informe de NOSL están disponibles en www.ncsl.org. Hispanic Link.