Monday - Sep 24, 2018

Cinco maneras de fortalecer su sistema inmunológico escogiendo bien los alimentos


por Jonathan Benson

La mejor manera de evitar los resfriados, la gripe, y otras enfermedades virales de este invierno no es salir y conseguir más vacunas y medicamentos que se venden sin receta. Su sistema inmunológico está totalmente equipado para impedir naturalmente estas enfermedades, siempre y cuando le dé los nutrientes que necesita para mantener la homeostasis. Aquí presentamos cinco maneras de fortalecer su sistema inmunológico naturalmente, simplemente al elegir bien sus alimentos:

1) Ajo.

Este poderoso miembro de la familia de la cebolla aparece con frecuencia en las listas de alimentos y hierbas que promueven la salud y previenen enfermedades, y con razón. El alto contenido de alicina en el ajo es en gran parte responsable de sus efectos para combatir enfermedades, ya fraudeque este compuesto antioxidante de gran alcance neutraliza los radicales libres y calma la inflamación causante de la enfermedad. En general, el ajo ha sido utilizado durante miles de años para prevenir y tratar las vías respiratorias, infecciones bacterianas, fúngicas, virales y parasitarias.

Un estudio publicado en 2009 en la revista internacional de química Angewandte Chemie reveló que la alicina, en particular, es efectiva para la orientación de los radicales libres, superando prácticamente a todos los otros antioxidantes naturales en términos de eficacia y eficiencia. Según el Dr. Derek Pratt, profesor de la Cátedra de Investigación de Canadá de Química de Radicales Libres, ningún otro compuesto conocido, ya sea natural o sintético, funciona tan eficazmente como antioxidante como la alicina. (http://www.sciencedaily.com/releases/2009/01/090130154901.htm)

2) Sopa de pollo casera. Podría decirse que es uno de los remedios naturales más eficaces y deliciosos para prevenir y tratar las infecciones virales. La sopa de pollo casera está cargada de nutrientes que combaten enfermedades como la cisteína, un aminoácido liberado durante la cocción del pollo que, según Prevention.com se asemeja a la acetilcisteína, el fármaco contra la bronquitis. El caldo de pollo hecho con pollos reales enteros, huesos y todo, también contiene una gran cantidad de grasas beneficiosas, vitaminas, minerales y otros nutrientes que apoyan la inmunidad.

Por ejemplo, la gelatina que se forma naturalmente en el caldo de pollo es una sustancia alimenticia compuesta por dos aminoácidos esenciales y no esenciales que son clave para la regulación de la inmunidad, promover la digestión sana, mejorar la función del hígado, y fortalecer los huesos. La Dra. Kaayla T. Daniel, Ph.D., CCN, en un artículo para Weston A. Price Foundation (WAPF), explica en detalle cómo la gelatina que se encuentra en el caldo de pollo natural es esencial para la salud. Usted puede leer su artículo aquí: http://www.westonaprice.org/food-features/why-broth-is-beautiful.

También puede aprender a hacer sus propias reservas de estimulación inmunológica y sopas en casa, visitando la siguiente página de recetas elaborada por Healthy Home Economist y la líder de la sede de WAPF, Sarah Pope: http://www.westonaprice.org.

3) Camotes.

Una rica fuente de vitaminas A y C, los camotes son otro alimento esencial de estimulación inmunológica. Los camotes son especialmente beneficiosos para su piel, que da la casualidad que es el órgano más grande del cuerpo, y la primera línea de defensa contra las bacterias dañinas, virus, y otros patógenos. Pero este tubérculo almidonado también contiene nutrientes que mejoran la salud del sistema cardiovascular y nervioso, y también aumenta la inmunidad.

Los camotes son también uno de los alimentos más eficaces para aumentar los niveles de glutatión en el cuerpo. El glutatión se refiere a menudo como el “antioxidante maestro”, ya que desempeña un papel primordial en la desintoxicación de las células y la lucha contra los radicales libres. En general, los altos niveles de glutatión son absolutamente vitales para el mantenimiento de la inmunidad fuerte, que a su vez ayuda a prolongar la vida útil y mejorar la calidad de vida en general. (http://drnevillewilson.com)

4) Champiñones. Largamente venerados en la medicina tradicional china (MTC), por su increíble capacidad para estimular el sistema inmunológico, los champiñones de numerosas especies pueden ser la clave para mantener a usted y a su familia saludable durante la temporada de invierno. Exhaustivas investigaciones, incluyendo un estudio de 2009 de Arizona State University, han revelado que el botón blanco, reishi, maitake, shiitake y setas de cardo, por nombrar sólo unos pocos, todos poseen singulares propiedades de estimulación inmunológica que los hacen una buena adición a una dieta sana.

“[Los champiñones] son ‘alimentos funcionales’ y / o ‘ingredientes dietéticos”, que ayudan a apoyar el sistema inmune en un nivel fundamental, multi-factorial”, dice la acupunturista y nutricionista Dra. Patricia Fitzgerald. “Necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir porque nuestros sistemas inmunes y de salud están bajo el asalto de la contaminación, el estrés, los alimentos contaminados y las enfermedades relacionadas con la edad, mientras aumenta nuestra esperanza de vida”. (http://www.huffingtonpost.com)

5) Nueces de Brasil.

Una de las más ricas fuentes naturales de selenio, las nueces de Brasil son claramente beneficiosas para promover un sistema inmunológico saludable.

Reconocido por su capacidad para estimular la producción de anticuerpos, el selenio está implicado en la mayoría de las funciones de la bioquímica celular, y es absolutamente esencial para la función inmuneapropiada. El selenio también juega un papel importante en la producción y la función de glutatión que, como se mencionó anteriormente, aumenta la inmunidad adaptativa y promueve la producción de células blancas de la sangre.

“El selenio dietético es esencial para una respuesta inmune óptima (ya que) influye en los sistemas inmunológicos innato,” no adaptable” y el adquirido, “adaptativo”’, explica un estudio de 2003 sobre el selenio publicado en The Journal of Nutrition, que encontró que múltiples aspectos de la función inmune dependen de selenio. (http://jn.nutrition.org/content/133/5/1457S.full).

Fuente susa das para este artículo: http://www.prevention.com, http://www.huffingtonpost.com, http://www.wholeliving.com.