Friday - Dec 14, 2018

XKeystone: Instrumento de vigilancia masiva


Un manifestante sostiene un poster en protesta a la vigilancia inconstitucional del gobierno de Obama a los norteamericanos.

por Stephen LendmanCrece la evidencia. EE.UU. cruzó la línea. Funciona sin ley. Refleja el estado de crueldad de la policía. El Gran Hermano es real. Los observa a todos.
Se trata de control, espionaje e intimidación. Se dirige a las libertades fundamentales. No tiene nada que ver con la seguridad nacional. Las únicas amenazas de Estados Unidos son las que inventa. Lo hace para sacar provecho político.
El 31 de julio, el diario The Guardian de Londres tituló “XKeyscore: Herramienta de la NSA se entera de casi todo lo que un usuario hace en internet”.
Da una amplia lectura a los datos recogidos en internet. Los analistas de la NSA no requieren autorizaciones previas para las búsquedas. “Ellos barren” los mensajes de correo electrónico, las redes sociales y el historial de navegación”.
Cada pulsación de tecla abre una base de datos. Los materiales de capacitación de la NSA llaman a XKeyscore su herramienta de inteligencia en línea de “mayor alcance” para recoger información. Los funcionarios de la agencia la llaman su Red de Inteligencia Digital (DNI). Se recoge “casi todo lo que un usuario normal hace en internet”.

El diario The Guardian de Londres usó información clasificada. La sacó de una presentación de febrero de 2007 sobre la minería de metadatos. Es escalofriante. Es peor de lo que se pensaba.

Explica lo que Edward Snowden quiso decir con:

“Yo, sentado en mi escritorio, (puedo) interferir cualquier línea telefónica, la suya o la de su contador, la de un juez federal o incluso la del presidente, sólo con una dirección de correo electrónico personal”.

En ese momento, los funcionarios estadounidenses se burlaron. El presidente Republicano del Comité Selecto Permanente de Inteligencia de la Cámara, Mike Rogers dijo:

“Está mintiendo. Es imposible que haga lo que dice”.

Según el colaborador de The Guardian, Glenn Greenwald:

XKeyscore permite que los analistas “minen enormes bases de datos solamente llenando un simple formulario en la pantalla, dando sólo una amplia justificación para la búsqueda”.

“La solicitud no es revisada ni por un tribunal ni algún funcionario de la NSA antes de ser procesada”.

El personal de la agencia utiliza XKeyscore y otros sistemas de interceptación “en tiempo real” de la actividad personal en línea.

Las leyes estadounidenses requieren órdenes de la FISA al enfocarse en una “persona de EE.UU.”. No importa porque la NSA opera extrajudicialmente. XKeyscore permite hacerlo con las facilidades tecnológicas.

Permite a los analistas la búsqueda meta-datos, correos electrónicos y otras actividades en línea. Pueden hacerlo sin un “correo electrónico conocido (o ‘selector’, en el lenguaje de la NSA) asociado con el individuo que está siendo analizado”.

“Los analistas también pueden buscar por nombre, número de teléfono, dirección de IP, palabras clave, el idioma en que se realizó la actividad de internet o el tipo de navegador utilizado”.

Una diapositiva de diciembre de 2012 titulada “plug-ins” explica los campos de información de fácil acceso.

Ellos incluyen “cada dirección de correo electrónico que se ve en una sesión por el nombre de usuario y dominio, cada número de teléfono se ve en una sesión (por ejemplo, las entradas de la agenda de direcciones o bloque de firma), y la actividad del usuario”.

Incluye correo web, nombres de usuario, listas de compañeros, y cookies específicas de la máquina, etc.

Según Snowden, XKeyscore permite a los analistas realizar “búsquedas dentro de los mensajes de correo electrónico, páginas web y documentos”.

Pueden acceder a “Para, De, CC, BCC, (y) páginas de contacto en los sitios web”. Los analistas pueden controlar a cualquiera. Pueden leer y guardar sus comunicaciones personales.

Hacerlo simplemente requiere “hacer clic en algunos sencillos menús desplegables diseñados para proporcionar justificaciones legales y de orientación”.

Los derechos de la Cuarta Enmienda no importan. La privacidad ya no existe.

Las cantidades de datos recogidos son “asombrosamente grandes”. Uno o dos mil millones de registros se añaden a diario. La información recopilada es tan voluminosa, que sólo se puede almacenar durante tres a cinco días. Los metadatos se mantienen 30 días.

La NSA resuelve el problema “creando un sistema de varios niveles que permite a los analistas almacenar el contenido ‘interesante’ en otras bases de datos”.

En 2012, se recogieron y almacenaron más de 40 mil millones de registros mensualmente. Los estadounidenses son monitoreados sin ley. No se consigue una orden para esto.

LaNS Alemintió a The Guardian:

“Sus actividades se concentran y despliegan specíficamente contra – y sólo contra – los objetivos de inteligencia extranjeros legítimos, en respuesta a los requerimientos de información que necesitan nuestros líderes para proteger nuestro país y sus intereses”.

“XKeyscore se utiliza como parte del sistema de recopilación legal de la NSA de señales de inteligencia extranjera”.

“Las acusaciones de un acceso generalizado y sin control de los analistas a los datos de recolección de ola NSA simplemente no son ciertas”.

“El acceso a XKeyscore, así como todas las herramientas de análisis de la NSA, se limita a sólo al personal que requiere acceso a sus tareas asignadas”.

“Además, hay varios controles técnicos, manuales y de supervisión y equilibrios dentro del sistema para prevenir el mal uso deliberado”.

“Cada búsqueda de un analista de la NSA es tomorial talmente auditable, para asegurarse de que sean correctas y dentro de la ley”.

“Este tipo de programas nos permite recopilar información para realizar nuestras misiones con éxito – la defensa del país y para proteger a las tropas estadounidenses y aliadas en el extranjero”.

La cuestión es el control, espionaje e intimidación. Las libertades fundamentales son mermadas. La reivindicación de las prioridades de seguridad nacional no se transa. Son muchas grandes mentiras.

Los funcionarios de Obama mintieron. Afirman que vigilancia no es autorizada sin sospechas demostrables. El monitoreo, dicen, está sujeta a la supervisión judicial de la FISA.

Es ilegítima. Se autoriza a prácticamente todas las solicitudes. Opera extrajudicialmente. Ha sido así por 35 años. Ningún caso nunca llegó a la Corte Suprema.

Las cosas están empeorando. La libertad está desapareciendo y los tribunales y el Congreso federal son cómplices.

Las críticas a los parlamentarios no tienen eco. Una legislación que prohíba el espionaje ilegal podría detenerlo.

El Director de Inteligencia Nacional, James Clapper cometió perjurio. Mintió al Congreso. Dijo que la NSA no espiaba a los estadounidenses.

La evidencia demuestra lo contrario. No se le hará responsable. El Congreso aprueba la anarquía. Lo mismo ocurre con los tribunales federales.

El Gran Hermano es la política oficial. El Washington político lo apoya.

El 4 de agosto es el Día 1984. Están previstas manifestaciones por todo el país. Se espera que miles de personas participen. “Los Grandes Hermanos han visto lo suficiente”, dicen.

Es esencial realizar presión pública. La inacción del Congreso lo exige. El 31 de julio, la Electronic Frontier Foundation (EFF) tituló “Gran Coalición Global está en contra de vigilancia sin control”.

Más de 100 organizaciones apoyaron 13 principios de derechos humanos. Hacerlo desafía al espionaje sin ley. Aconsejan “cómo las leyes de vigilancia deben respetar la ley, el debido proceso, e incluir la supervisión pública y la transparencia”.

Según Danny O’Brien, de EFF:

“Es hora de restaurar los derechos humanos a su lugar en el centro del debate la vigilancia”.

“El espionaje generalizado del gobierno de las comunicaciones interfiere con la capacidad de los ciudadanos a disfrutar de una vida privada, y expresar libremente los derechos fundamentales que todos tenemos”.

“Estos principios anunciados hoy representan un consenso global de que la vigilancia moderna ha ido demasiado lejos y debe ser restringida”.

Las organizaciones que participan representan a más de 40 países. “El derecho internacional sobre derechos humanos une a todos los países del mundo a un respeto básico a la libertad de expresión y la privacidad personal”, dijo Katitza Rodríguez, de EFF.

“La omnipresencia de la vigilancia hace que defender nuestros derechos digitales sea más importante que nunca”.

“Sabemos que las leyes de vigilancia deben ser transparentes y proporcionadas, con control judicial, y que la vigilancia debe ser usada sólo cuando sea absolutamente necesaria”.

La utilización de esta manera asegura la tiranía. Es prácticamente total. Los estados policiales operan de esta forma. Estados Unidos es, por lejos, el peor.