Monday - May 27, 2019

Un joven de 17 años ingresa al programa de postgrado en la Universidad de Harvard.


harvard student_latinbriefs

Dafne Almazán se convirtió en la psicóloga más joven del mundo a los 13 años

Por los servicios de cable de El Reportero

Un estudiante que se convirtió en el psicólogo más joven del mundo a la edad de 13 años ahora está en la Universidad de Harvard, el primer menor mexicano en ser admitido en un programa de posgrado y también el más joven en 100 años.

A la edad de 10 años, Dafne Almazán Anaya, ahora de 17 años, comenzó su licenciatura en psicología en el Instituto de Tecnología y Educación Superior de Monterrey (ITESM), donde se graduó después de tres años de estudio.

En Harvard, Almazán estudiará una maestría en matemáticas para la enseñanza.

“Mi plan es diseñar y trabajar con modelos para enseñar matemáticas a niños superdotados, que es uno de los enfoques del grado”, reveló el joven genio en una declaración.

Añadió que planea graduarse del programa de Harvard en un año, que a los 18 años la vería unirse a las filas de un grupo selecto de otros en la historia de la prestigiosa institución.

Almazán ha sido ponente en varias conferencias profesionales nacionales e internacionales, incluido el Consejo Mundial para Niños Dotados y Talentosos y la Asociación Americana de Investigación de la Educación.

Ella tiene dos certificados profesionales de Harvard centrados en la educación de superdotados. En 2016, Almazán fue nombrada una de las 50 mujeres más poderosas de Forbes en México, y el año pasado recibió el Premio a la Juventud de la Ciudad de México.

También formó parte de la primera generación del programa de potencial intelectual CEDAT, uno de los centros más importantes de América Latina para la identificación de niños superdotados.

Almazán habla cuatro idiomas con fluidez y en su tiempo libre ha practicado ballet, gimnasia, patinaje sobre hielo, taekwondo y pintura al óleo.

Fuente: El Financiero (sp).

Más de 12,700 centroamericanos deportados en enero

Más de 12,700 ciudadanos hondureños, guatemaltecos y salvadoreños fueron deportados durante enero, principalmente de los Estados Unidos y México, según datos oficiales publicados en Tegucigalpa el sábado.

En enero, según el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras, el número de retornados hondureños aumentó a 4,586, 8.3 por ciento más que en el mismo período del año pasado.

La cifra no incluye a los 7,270 hondureños que salieron en caravanas desde octubre de 2018 con el objetivo de llegar a los Estados Unidos y tuvieron que regresar de Guatemala y México.

Hay más de un millón de hondureños, tres millones de guatemaltecos y 2,8 millones de salvadoreños que viven en los Estados Unidos, según varias fuentes.
El Instituto Guatemalteco de Migración informó que 6,168 ciudadanos deportados llegaron en enero, mientras que El Salvador recibió 1,976.

Honduras, Guatemala y El Salvador son parte del llamado Triángulo Norte de América Central, un área afectada principalmente por la violencia y la pobreza.

A mediados de octubre, varias caravanas de migrantes salieron de estos países hacia Estados Unidos y, en represalia, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con reducir sustancialmente la ayuda externa a estas naciones.

Trump está muy cuestionado por sus polémicas políticas contra los inmigrantes, incluida la tolerancia cero de los inmigrantes indocumentados y la idea de construir un muro en la frontera con México.