Thursday - Jun 20, 2019

Un estudio halla que Los Ángeles tiene más que perder en el conteo incompleto del censo, según un estudio


L.A. count_latinbriefs

Por primera vez, el estado podría perder un escaño en el Congreso y una votación en el colegio electoral

por Mark Hedin
Ethnic Media Services

California recibe a los recién llegados todos los días, pero algunas regiones están creciendo lo suficientemente rápido como para quitarle el poder político a los de crecimiento más lento. En la California de hoy, el condado más poblado de Los Ángeles, con más de 10 millones de habitantes, está perdiendo terreno frente al Área de la Bahía de San Francisco y el Inland Empire de los condados de San Bernardino y Riverside.

En su informe reciente, “Ganadores y Perdedores: El Censo de 2020 y la Redistribución de Distritos de California en 2021”, el Instituto Rose de Gobierno Estatal y Local de Claremont McKenna College analiza las tendencias de la población en todo el estado y explica cómo se producen los cambios en el ámbito político.

En general, se proyecta que el estado muestre un aumento de la población del 8.7 por ciento con respecto a 2010, mientras que dentro de California, se espera que el área de la Bahía de San Francisco muestre un crecimiento general del 11.9 por ciento, con un crecimiento del 14 por ciento en el Condado de San Francisco, 14.5 por ciento en Alameda y 13.4 en Contra. . Los condados de Santa Clara, Solano y San Mateo también están experimentando un crecimiento de la población de dos dígitos.

En el sur de California, el condado de Riverside ha aumentado un 15,2 por ciento, los condados de San Bernardino y Orange un 8,6 por ciento y San Diego el 11,2 por ciento. Pero la mayor parte de Los Ángeles está creciendo a una tasa de menos del 5 por ciento.

Los distritos políticos están destinados a incluir igual número de personas. Entonces, cuando el Censo muestra que una región tiene más personas de las que solía, y otra que tiene menos, los límites de los distritos se vuelven a dibujar para equilibrar sus respectivas poblaciones.

Pero, al igual que Los Ángeles puede perder representación en Sacramento, los mismos principios que se aplican a las legislaturas estatales también entran en juego cuando se asignan asientos en el Congreso de los Estados Unidos. California, y el sur y el sudoeste en general, han ganado constantemente escaños. Pero en 2020, California podría, por primera vez, perder un asiento en el Congreso.

Sin embargo, cuatro distritos centrales del Congreso de Los Ángeles, cada uno controlado por un demócrata de ascendencia hispana o asiática, se consolidarían en tres distritos para permitir que otro escaño del Congreso vaya a un estado de crecimiento más rápido, como Texas o Florida.

La metodología de cómo se distribuyen los escaños en el Congreso es bizantina de manera extraña e imposible de explicar. Pero básicamente, cada estado obtiene un asiento y luego los 385 restantes se distribuyen de acuerdo con la población.

Los cuatro distritos del Congreso considerados como los candidatos más probables para la contracción son los 27 de Judy Chu, en Pasadena; El 32 de Grace Napolitano, en El Monte; La 38 de Linda Sánchez, en Lakewood; y el 40 de Lucille Roybal-Allard en Downey.

Mientras que en el pasado, los esfuerzos de redistribución de distritos intentaron preservar la identidad étnica de un distrito, esos cuatro distritos están rodeados por otros con características demográficas similares, por lo que si California perdiera un escaño en el Congreso, parece seguro que pertenecería a un demócrata. De color, Douglas Johnson, uno de los autores del informe, dijo a Ethnic Media Services.

Sin embargo, dijo, una diferencia de tan solo 40,000 californianos más incluidos en el Censo podría evitar que eso suceda.

Las proyecciones del informe se basan en los datos recopilados por la Oficina del Censo en sus Encuestas Anuales de la Comunidad Americana hasta 2017 y se extrapolan hacia adelante desde allí, luego se comparan con los datos del Censo del 2010.

Los condados de Los Ángeles, San Bernardino y Riverside se han inscrito para formar los Comités de Conteo Completo para garantizar que todos sus residentes estén enumerados en el censo del próximo año.

Beliceños votaron que sí para poner fin a la disputa territorial con Guatemala

Los beliceños votaron que sí a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para resolver una antigua disputa territorial, marítima e insular con Guatemala, en un referéndum celebrado el miércoles, según los informes publicados hoy.

Según los datos anunciados, 53.388 electores votaron sí, mientras que 43.029 se opusieron. Previamente programado para el 10 de abril, 65.05 por ciento de los 148,000 beliceños acudieron a votar a pesar de su postergación por parte del presidente de la Corte Suprema, Kenneth Benjamin, para analizar profundamente una apelación contra el proceso presentado por la oposición.

Después del análisis, los votantes fueron convocados para responder si están de acuerdo con cualquier reclamo legal de Guatemala contra Belice relacionado con varios territorios que debe presentarse a la Corte Internacional de Justicia para una decisión final y para determinar los límites de estas áreas.

Guatemala reconoció la independencia de Belice en 1991, pero continúa reclamando aproximadamente 11,030 kilómetros cuadrados del territorio de Belice (desde el río Sarstun en el sur hasta el río Sibun al norte), así como cientos de islas e islotes. (Los servicios de cable de El Reportero).