Friday - Nov 16, 2018

Un asociado del FBI revela que revuelta de agentes de la oficina Made Comey reabre investigación de Clinton para “salvar cara”


hillary-fbi_hl

por Jack Burns
The Free Thought Project

Después de que el FBI abrió una investigación criminal del escándalo de los emails de Hillary Clinton, el Free Thought Project habló con un agente de alto nivel del FBI (retirado), quien dijo que si Clinton no era finalmente acusada, era casi seguro que habría una descarga de datos (haga click para ver la historia relacionada) desde el interior del FBI, de los agentes que estaban disgustados con la decisión de James Comey de no recomendar que Clinton fuera acusada por mal manejo de información clasificada. Cuando Comey, en julio, recomendó a Loretta Lynch, fiscal general de los Estados Unidos, que Clinton no fuera acusada, tuvo lugar una descarga de fuentes de datos cuando el servidor del Comité Nacional Democrático fue hackeado.

¿Podría ser que el hackeo del DNC fuera hecho desde el interior del gobierno federal?

Luego que los emails del servidor fueron hackeados para que el mundo los viera, el DNC fue expuesto por trabajar con los miembros de los principales medios para amañar las primarias de Clinton contra Bernie Sanders, y se llevó a cabo un esfuerzo concertado para mostrarlo bajo una luz negativa (lo que llevó a la dimisión de la cabeza del DNC Debbie Wasserman Schultz). Pero los demócratas respondieron declarando que la intrusión era obra de los hackers rusos  —un alegato que los rusos niegan.

Pero ahora, tal parece que los efectos de no recomendar que Clinton fuera acusada han ido más lejos de lo que se predijo. El viernes, James Comey expresó a los miembros del Congreso que la investigación que ya se había cerrado del servidor del email privado de Clinton se reabriera, a sólo unos días de que Clinton o Trump fueran elegidos como futuro presidente de los Estados Unidos. El anuncio fue hecho luego que más emails de Clinton condujeron a una investigación de los mensajes sexuales de Anthony Weiner a una chica de 15 años de NC. Weiner es ex esposo de Huma Abedin, quien es la más cercana confidente de Clinton.

Pero de acuerdo con The Daily Mail, ahí hay un problema aún mayor que llevó a Comey a reabrir el caso; la renuncia masiva de agentes descontentos del FBI. Una fuente cercana a Comey dice que éste es su último intento de salvar la cara para sí mismo y la reputación del FBI.
Según The Daily Mail,y una fuente cercana a James Comey, la decisión, al menos en parte, llegó luego que él “ya no podía resistir la presión de agentes amotinados del FBI” que “sintieron que él los traicionó y trajo desgracia en la oficina, dejando a Hillary con una bofetada en la muñeca”.

Ed Klein, periodista del Mail, describió cómo se deprimió Comey con la gran cantidad de cartas de renuncia que recibió como resultado de su decisión de no recomendar que se levantaran cargos contra Clinton. Klein citó a un amigo cercano de Comey, que dijo: “La atmósfera en el FBI ha sido tóxica desde que Jim anunció en julio pasado que no recomendaría una acusación contra Hillary”. Según la fuente, un amigo cercano que conocía a Comey desde aproximadamente dos décadas, compartió paseos familiares con él y lo acompañaba cada semana al grupo católico”.

La fuente de Klein continuó, “Algunas personas, incluyendo directores de departamento, dejaron de hablarle a Jim, e incluso ignoraron sus saludos cuando se cruzaban en el pasillo”, dice la fuente. “Ellos sintieron que los traicionó y desgració la oficina al dejar a Hillary con una bofetada en la muñeca”.

El periodista de DM continuó citando a su informante: “Cuando los nuevos emails que parecían estar relacionados con el servidor del email personal de Hillary aparecieron en una computadora usada por [su cercana confidente] Huma Abedin y [el desgraciado esposo de Abedin] Anthony Weiner, Comey saltó con la excusa de reabrir la investigación”.

Pero los problemas de Comey no están aislados de su oficina. Asimismo, se ha reportado que tiene problemas en casa. La fuente de Klein continúa: “La gente en la que más confiaba era la que estaba más enojada con él… eso incluía a su esposa, Pat. Ella seguía instándole a admitir que se había equivocado cuando se negó a presentar cargos contra la ex secretaria de Estado”.
.
El amigo de Comey le dijo a Klein que muchos le estaban rehuyendo en el FBI y que el Presidente Obama y Lynch están “furiosos” con él por reabrir el caso contra Clinton. De acuerdo con la fuente de DM, “Lynch y Obama no han contactado a Jim directamente… ellos han puesto en claro ante terceras partes que desaprueban su esfuerzo de salvar la cara”.

Pero quizá la reapertura de la investigación es poca y llega demasiado tarde. El daño a la investigación del FBI parece ya estar hecho, y ninguna cantidad de codazos para salvar la cara podrá solucionarlo. En la mente de muchos estadunidenses, cuando el ex presidente Bill Clinton se reunió con AG Linch en Phoenix, Arizona, estaba el arreglo para Hillary. Comey probó ser un pelagatos y ha pasado a ser un impotente benefactor de los Clinton.