Tuesday - Dec 11, 2018

U.N. avanza para imponer tratados internacionales en los estados para legalizar la marihuana


Protesta en favor de la discriminalilzación de la marihuana.

por Kurt Nimmo
Infowars.com

Naciones Unidas declaró que Colorado y Washington están violando tratados internacionales tras iniciativas en el voto que han legalizado el uso recreativo de la marihuana.
El Presidente de la Junta Internacional para el Control de Narcóticos (INCB), Raymond Yans, ha expresado “grave preocupación respecto del resultado de recientes referéndums en Estados Unidos que permitirían el uso no médico de cannabis por adultos en los estados de Colorado y Washington, y en algunas ciudades de los estados de Michigan y Vermont,” según un comunicado de prensa de INCB. El INCB es un “organismo de control” cuasi-judicial para la implementación de las convenciones relativas a las drogas de Naciones Unidas.
Yans dijo que los referéndums en los estados de Colorado y Washington “violan los tratados internacionales de control de drogas, y presentan una gran amenaza a la salud pública y el bienestar de la sociedad mucho más allá de esos tratados”. Yans citó las r azones estándar de los estados-niñera para dictar lo que un adulto norteamericano con el criterio formado pone en sus cuerpos, incluyendo desórdenes mentales, y citó el bienestar de los niños como la principal preocupación de la organización internacionalista.
“La legalización del cannabis en estos estados enviaría señales erróneas y confusas a los jóvenes y la sociedad en general, dando la falsa impresión de que el abuso de drogas puede considerarse normal e incluso, de manera más preocupante, seguro. Tal evento podría resultar en la expansión del abuso de las drogas, especialmente entre los jóvenes, y debemos recordar que todos los jóvenes tienen el derecho a estar protegidos del abuso de y dependencia de las drogas”, dijo el burócrata globalista.

Yans llamó al gobierno federal de EE.UU. a “resolver la contradicción entre los niveles federales y estatales en la implementación de las obligaciones de ese país bajo las convenciones sobre el control de drogas” y exigió que “tome las medidas necesarias para asegurar un cumplimiento completo con los tratados internacionales de control de drogas en el territorio de Estados Unidos, a fin sode proteger la salud y bienestar de sus ciudadanos”.

En otras palabras, Naciones Unidas insiste que el gobierno federal perpetúe la destructiva y cara Guerra contra las Drogas que ha fomentado un masivo complejo carcelario-industrial y ha arruinado incontables vidas en las últimas décadas. Como consecuencia de la Guerra contra las Drogas, la población en prisión en Estados Unidos se ha cuadruplicado desde 1980, sobre todo como resultado directo de sentencias obligatorias por crímenes relativos a las drogas. Cerca de la mitad de todos los prisioneros en cárceles federales están ahí por crímenes relacionados con las drogas y más del 45 por ciento de todos los arrestos por posesión de drogas en EE.UU. el año pasado fueron por marihuana, según el informe anual de crímenes del FBI. Naciones Unidas apoya esta locura con su llamado para que Estados Unidos obedezca los tratados internacionales relativos a las drogas.

La legalización de la marihuana es un clásico tema de los derechos de los estados y lo federal.

“Debiera permitírsele a los estados tomar muchas de estas decisiones”, dijo Rand Paul a principios de esta semana cuando se le preguntó sobre la legalización de la marihuana.

“Quiero que las cosas se decidan más a nivel local, con más compasión. Creo que nos haría a nosotros como Republicanos diferentes”.

“Creo, por ejemplo, que debemos decirles a los jóvenes, ‘No estoy a favor de que fumes marihuana, pero si te atrapan fumando marihuana, no quiero que te metan en prisión por 20 años’”, dijo Paul.

Por suerte, la marea está cambiando lentamente y muchos estados finalmente están dándose cuenta de que la Guerra contra las Drogas no solamente es enormemente injusta, sino un gran desperdicio de los recursos de la policía y el dinero de los contribuyentes.

Naciones Unidas está intentando insertarse en las decisiones hechas por los estados y al hacerlo, está actuando para perpetuar la Guerra contra las Drogas.

Los norteamericanos no sólo debieran ignorar a Naciones Unidas y el Secretariado de INCB, sino también al gobierno federal en lo que se refiere a las decisiones hechas por ciudadanos a nivel local.

¿Puedela legalización de la marihuana salvar a California, nuestra República?

por Eric Blair
Post de Activista
Publicado por primera vez el 1 de septiembre de 2010

América, y especialmente California, está en estrechos económicos horribles. El día del juicio fiscal se acerca y no va a ser bonito. Como consecuencia, se ha sugerido que algo dramático tendrá que ocurrir para que el Congreso apruebe cualquier forma de alivio porque el público norteamericano estaba agriamente contra el TARP y el proyecto de Estímulo. No estoy defendiendo otro salvataje masivo para los estados, pero parece que si no se hace algo significativo para restaurar la viabilidad económica de Estados Unidos, se romperá en millones de piezas.

Tal vez una destrucción de los sistemas actuales es lo que se necesita p ara reconstruir las economías locales con mercados verdaderamente libres. Ciertamente no podemos contar con los mega-monopolios anti-capitalistas, que se han fusionado con los gobiernos federales y estatales, para arreglar este desastre y brindarnos bienestar local.

La economía debe crecer un pueblo, una ciudad y un estado a la vez de una manera libre y orgánica. Incidentalmente, nuestra República fue diseñada para permitir esta libertad local para gobernar y hacer crecer la economía como le parezca. California ya ha probado que los mercados bien regulados de marihuana médica pueden funcionar. Creó empleos, oportunidades de negocios y ha ayudado a miles de ciudadanos enfermos que desean una mejor alternativa a los fármacos. Pero muchos fumadores de marihuana, traficantes, y cultivadores, todavía son considerados criminales.

Russ Belville de NORML describió la actual situación de la manera siguiente: La mayoría de la gente que fuma marihuana, créalo o no, son personas saludables y no les gusta gastar dinero para que un doctor les dé permiso para usar cannabis. Actualmente, nos enfrentamos a un parte, una multa y antecedentes de delito menor por drogas por poseer una onza o menos de cannabis. Esos antecedentes evitan que obtengamos ayuda financiera para estudios y pueden costarnos nuestro trabajo, custodia de los niños, y vivienda, o si estamos bajo libertad bajo fianza, nuestra libertad. (Incluso si California logra rebajar la posesión a una infracción desde un delito menor, ¡una multa de $100 es mucho dinero para algunas personas!) Enfrentamos un cargo por delito si cultivamos nuestra propia planta en nuestro hogar.

A pesar del llamado del gobierno federal para detener las redadas de la DEA de marihuana médica bajo Barry “Bong Hit” Obama, han seguido realizando redadas esporádicas en los cultivos y dispensarios de marihuana médica. La Propuesta 19 fue una importante batalla por los derechos de los estados, así como por la libertad individual. La despenalización de la hierba sería un gran golpe para el gobierno federal—a menos claro que finalmente se dé cuenta de que ha llegado la hora de la marihuana. Será muy interesante ver cómo los federales manejarán tal derrota en términos de controlar el flujo de marihuana legal fuera del estado, y el enfoque general para aplicar la política de la marihuana a nivel nacional.

Parece claro que la legalización de la marihuana ayudará a la dañada economía de California al crear los necesarios ingresos tributarios, liberando la presión en el caro sistema de aplicación de las leyes, así como es posible que cree una masiva industria del turismo. También ha señalado que el ex gobernador de Arizona, Gary Johnson, que la legalización de la marihuana también funcionará para reducir la violenta guerra del narcotráfico en la frontera mexicana que se alcanza Estados Unidos cada día.