Thursday - Nov 15, 2018

Senadora toca la llaga de los inmigrantes


por marvin J Ramirez

From The Editor Marvin J. RamirezFrom The Editor Marvin J. Ramirez

Justo recientemente, la Senadora de los Estados Unidos Dianne Feinstein envió una carta al Departamento de EE.UU. de la Seguridad de la Patria (U.S. Department of Homeland Security) con preguntas importantes que afectan el bienestar de los niños después de que sus padres, inmigrantes indocumentados, son detenidos y sacados del país. Ella hizo preguntas serias que espero traigan luz a las acciones frívolas recientemente ejecutadas por la inmigración estadounidense, que destruyen familias, innecesariamente.

Obviamente, aquellos responsables de mandar a sus oficiales para ejecutar incursiones en comunidades inmigrantes en un esfuerzo para minimizar el número de aquellos que se beneficiarán de una proyectada amnistía, han actuado, ya sea conscientemente con indiferencia a los derechos humanos básicos de estos niños y sus familias, o ellos han actuado así en ausencia de reglas, regulaciones y políticas para tratar con éstos tipos de emergencias.

Aunque ella no menciona las redadas en la ciudad de Richmond en la Bahía del Este, donde el impacto de estas incursiones ha sido el más visible, Feinstein reconoce que hubo varias incursiones de inmigración en varias partes de California, incluyendo ciudades en el Sur de California, y más recientemente en Watsonville, Santa Cruz, y Condado de Marín. Ella subraya su preocupación por los “reportes de que los agentes de ICE no toman medidas suficientes para asegurar que los niños de aquellas personas detenidas tengan cuidado adecuado”.

Ella cita nuevos reportes en detalle de como los niños han sido varados en guarderías y han abandonado a algunos niños sin la supervisión adulta apropiada durante días.

En particular, ella menciona a un bebé, de edad de amamantación, que tuvo que ser hospitalizado debido a deshidratación porque su madre permanecía en detención.

Sen. Dianne FeinsteinSen. Dianne Feinstein

Igualmente molesta, dijo ella estar, por los informes de un Supervisor de la Junta del Condado local que representa al Condado de Marin, California, que, en al menos un caso, un niño ciudadano estadounidense de 7 años cayó en la redada y detenido.

La Senadora Feinstein envió las preguntas siguientes a ICE:

  • ¿Podría por favor proporciar su política sobre el cuidado de los niños de los padres que son detenidos y los pasos que su agencia toma para asegurar que proporcionan a los niños el cuidado apropiado durante el proceso de retiro y detención, así como después del retiro si el niño es un ciudadano de Estados Unidos?
  • ¿Cómo pueden los miembros de la familia, incluso niños, determinar el paradero de sus padres u otros individuos que son detenidos?
  • ¿Cuál es su política sobre visita u otro contacto con miembros de la familia de una persona detenida?

Senadora Feinstein, es nuestra opinión que ahora que usted finalmente está consciente de estas injusticias cometidas por nuestro departamento de inmigración, usted debería entender el clamor de millones de inmigrantes – documentados e indocumentados – que marcharon el año pasado el 1 de mayo, para denunciar estas incursiones.

Y esta misma gente, que ahora organiza otra marcha masiva este 1 de mayo, ha estado pidiendo a los congresistas como usted, parar estas incursiones mientras el Congreso examina la propuesta de ley con miras a una reforma de inmigración completa para agosto de 2007. Creo que este sería un modo más eficaz de solucionar el problema.

La gente no objeta a que los inmigrantes que engranan en acciones criminales en el país sean deportados, pero destruir las vidas de aquellas personas honestas cuyo único delito es haber cruzado la frontera para agarrar un trabajo para alimentar a sus familias – que muchos de estos niños son ciudadanos de Estados Unidos – es un delito contra la humanidad cometido bajo el color del uniforme de autoridad.

Senadora, creo que usted podría y debería hacer más que hacer sólo estas preguntas. Usted debería pedir al Congreso parar temporalmente todas las detenciones de inmigrantes no criminales hasta que una ley de reforma sea aprobada. Esto mostrará que usted realmente se preocupa por los derechos humanos y de los inmigrantes.­