Tuesday - Dec 18, 2018

Relaciones entre México y EE.UU. ‘congeladas’


trump_Peña_Frontpg

Los planes para una reunión de marzo se eliminan después de que Trump pierde los estribos: informe

por los servicios de cable de El Reportero

Una llamada telefónica entre el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y su homólogo estadounidense, Donald Trump, fue el catalizador de una decisión conjunta para suspender una reunión planificada entre ambos, según un informe publicado el sábado en el Washington Post.

El Post dijo que la propuesta del muro fronterizo de Trump ocupó una parte considerable de una conversación de aproximadamente 50 minutos entre los dos líderes, el martes pasado y el pasado, como el pasado, una fuente fuente de controversia importante.

De acuerdo con los mexicanos y estadounidenses que hablan con el periódico con la condición del anonimato, Trump se negó a aceptar afirmar públicamente la reiterada afirmación de México de que no pagará la construcción del muro.

Trump “perdió los estribos” durante la llamada, dijo que un funcionario mexicano, mientras que los funcionarios estadounidenses describió al presidente como frustrado y exasperado porque creía que no era razonable que Peña Nieto esperara que abandonara su promesa de campaña de que México paga por ella. la pared
Ambas partes acordaron, sin embargo, que el deseo de Peña Nieto para evitar la vergüenza pública y el rechazo de Trump a esa garantía fue el factor crucial que condujo a la cancelación de la reunión bilateral que se había programado para marzo.

La decisión fue la de los arreglos que se celebraron en Washington a principios de este mes entre una delegación de funcionarios mexicanos y un equipo de asesores de Trump, encabezados por el presidente del Estado, Jared Kushner.

El equipo mexicano, encabezado por el Secretario de Asuntos Exteriores Luis Videgaray, salió de la Casa Blanca el 14 de febrero creyendo que tenía un acuerdo de que la escuela no se plantearía en una reunión entre los dos presidentes.

Según fuentes citadas por el destacado periodista mexicano Carlos Loret de Mola, el llamado no solo condujo a la cancelación de la reunión sino que también causó un deterioro en las relaciones entre el personal de asuntos exteriores en México y sus contrapartes en Washington.

En un artículo de opinión publicado en el sitio web de noticias Debate, el conocido columnista y presentador de noticias escribió: “No sé si no recibirán llamadas de Videgaray en la Casa Blanca, pero lo que algunas fuentes me han confiado es que es otros niveles de la Secretaría de Relaciones Exteriores, los contactos bilaterales se han roto“.

Loret de Mola describió el clima de las relaciones entre los países como “congelado”.

Antes de la noticia de que Peña Nieto no viajaría a Washington, algunos analistas políticos en México, que se acercan a Trump sería arriesgado, dada la propensión del presidente de los EE.UU. Para el combate verbal y la superioridad.

El presidente mexicano, por el contrario, quiere evitar el conflicto en reuniones cara a cara.

Con las elecciones presidenciales un poco más de cuatro meses, existe el riesgo de que la percepción de doblegarse ante los EE.UU. No solo puede dañar más a la administración de Peña Nieto, sino también las posibilidades del candidato del gobernante Partido Revolucionario Institucional, José Antonio Meade.

Una gran mayoría de los mexicanos considera que la propuesta del muro es ofensiva y racista, y varios miembros del gobierno federal se han esforzado por afirmar que México no pagará bajo ninguna circunstancia.

Peña Nieto y Trump se enfrentaron previamente en el mismo tema en otra llamada telefónica que tuvo lugar una semana después de la inauguración de este último en enero de 2017. Se reunieron al margen en una reunión del G20 en Alemania en julio, pero ninguno de los líderes visitó al otro en Washington o Ciudad de México desde que Trump se convirtió en presidente.

Un ex embajador mexicano en los Estados Unidos dijo al Post que la actitud implacable de Trump hacia la construcción del muro y hacer que México pague por ello ha tenido un costo en la relación más amplia entre los dos países.

“El problema es que el presidente Trump se ha retratado a sí mismo, al presidente Peña Nieto y a la relación bilateral”, dijo Arturo Sarukhan.

“Incluso desde el primer momento, la idea de que México pagara por el muro nunca iba a volar. Su relación con México no está impulsada estratégicamente. Ni siquiera es un negocio; es personal, impulsado por motivaciones y factores desencadenantes, y ese es un gran problema. Podría terminar con que Estados Unidos se pregunte, ‘¿quién perdió a México?’“, explicó.

Sin embargo, a pesar del problema del muro y las conversaciones de renegociación del TLCAN que también han sido muy polémicas, el secretario de Asuntos Exteriores de México, Luis Videgaray, dijo a principios de este mes que la relación bilateral entre los dos vecinos está más cerca de Trump de lo que ha estado anteriormente.

“Creo que de muchas maneras la relación es más fluida”, comentó Videgaray mientras estaba junto al Secretario de Estado de los EE.UU. Rex Tillerson en la Ciudad de México. “Está más cerca de lo que era con las administraciones anteriores, lo que podría ser sorprendente para algunas personas, pero eso es un hecho de la vida”.

Según funcionarios estadounidenses, Peña Nieto podría hacer otro intento de visitar Washington más adelante en el año y también existe la posibilidad de que se encuentre con Trump en el marco de la Cumbre de las Américas que se realizará en Lima, Perú, en abril.

Pero con las apuestas políticas ya altas y aumentando a medida que se acercan las elecciones del 1 de julio, existe la posibilidad de que Peña Nieto y Trump no mantengan conversaciones formales cara a cara antes de que el primero desaloje la oficina del presidente en diciembre.

Fuente: The Washington Post (en), Debate (sp)

Migrantes abandonados liberados del trailer
Gritos alertaron a los soldados que pasaban, que encontraron 103 personas adentro

Un viaje al norte de 103 migrantes centroamericanos indocumentados fue interrumpido ayer después de que fueron abandonados dentro de un tráiler cerrado por sus contrabandistas.

El trailer quedó en el costado de una carretera cerca de Ciudad Camargo, Tamaulipas, a unos 10 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, donde permaneció abandonado durante más de 12 horas.

Durante una patrulla de rutina, el personal del ejército escuchó gritos provenientes del interior del vehículo.

En el interior, los soldados encontraron 67 adultos y 36 menores de edad, 12 de los cuales viajaban al norte sin compañía. Algunos de los viajeros comenzaron a mostrar signos de deshidratación y asfixia en el momento de su rescate.

El personal del Instituto Nacional de Inmigración (INM) proporcionó alimentos, agua y medicamentos a 91 nacionales hondureños, siete de Guatemala y cinco de El Salvador.

Los oficiales de Protección Infantil tomaron a los 36 menores bajo custodia, transfiriendo a los 12 que no estaban acompañados a la agencia de servicios para la familia del DIF.

Fuente: Milenio (sp)