Saturday - Oct 21, 2017

Primer Cardenal Salvadoreño


GregorioRosaChávez_latinbriefs2_ copy

por los servicios de cable de El Reportero

Cuando se le dijo a monseñor Gregorio Rosa Chávez que el papa Francisco lo nombraría cardenal, por encima del arzobispo José Luis Escobar, pensó que era demasiado pronto para bromear.

Sin embargo, el primer llamado telefónico que le trajo la buena noticia de España no sólo fue serio sino histórico: el obispo auxiliar de la Diócesis de San Salvador sería el primer clérigo salvadoreño que llevara la túnica roja de cardenal.

Monseñor llegó a sospechar que aún no había despertado y que todo era sólo un sueño abrumador o una desconcertante pesadilla, aunque prácticamente todos los salvadoreños, excepto él, lo consideraban merecedor de tal dotación.

De hecho, Rosa Chávez llegó a la cripta de quien muchos reverencian como San Romero de América, para dedicarle el nombramiento, que había sido el primer cardenal salvadoreño si la oligarquía no lo hubiera matado por su predicación social.

El próximo 28 de junio viajará al Vaticano para ser promovido junto con otros cuatro arzobispos y vicarios de diferentes nacionalidades, pero luego regresará para continuar con su trabajo entre los suyos en San Salvador.

Periodista mexicano secuestrado en medio de asesinatos de periodistas

Salvador Adame Pardo, periodista y propietario del Canal 4TV de México, fue secuestrado en Múgica tres días después del asesinato del periodista Javier Valdez. Según medios locales, Pardo había recibido amenazas de muerte a través de llamadas telefónicas.

Entrevistado por La Jornada, los familiares de Adame Pardo dijeron que el periodista fue interceptado por los ocupantes de una furgoneta utimo modelo. Luego fue detenido en una planta depuradora de agua ubicada en la Avenida Lázaro Cárdenas antes de ser llevado a Nuevo Corondiro, según testigos.

Quince horas después de que se publicó el secuestro de Adame Pardo, ni el gobierno federal ni el gobierno del estado de Michoacán hicieron una declaración oficial sobre el caso. El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, fue uno de los altos funcionarios que decidió saltarse una reunión del gobierno federal sobre la desaparición de Adame Pardo.

Medios de comunicación locales informaron que los familiares de Adame Pardo pidieron que las autoridades localizaran su paradero. También presentaron una denuncia ante la Fiscalía, alegando que Adame Pardo había recibido amenazas de muerte anónimas y que no había recibida la protección adecuada.

Algunos miembros de la familia declararon que la Fiscalía Anti-Secuestro de Michoacán había pedido que esperaran hasta 62 horas antes de presentar una queja de persona desaparecida.

Según Debate, se sabía que Adame Pardo había criticado con frecuencia a Salvador Ruiz Ruiz, alcalde de Mugica.

En abril de 2016, la periodista había denunciado en las redes sociales que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán habían desalojado y detenido violentamente a un grupo de pacíficas manifestantes que habían ocupado el ayuntamiento. Las mujeres, víctimas de la violencia perpetrada por el crimen organizado, exigían asistencia pública y garantías de una ciudad más segura.

En respuesta, los funcionarios de la ciudad golpearon a varias mujeres que fueron detenidas, incluida la esposa de Adame Pardo, Frida Urtiz.
“El Grupo de Operaciones Especiales ha golpeado a mi esposa y a otras 11 mujeres. Es muy desafortunado ver cómo golpean a estas mujeres indefensas, no tengo palabras para describirlo “, escribió en su página de Facebook.

Durante años México ha sido clasificado entre los países más peligrosos para trabajar como periodista. Según un reciente informe del Artículo 19, una organización de libertad de prensa, el 2016 fue el año más letal para la prensa en México en la última década con 11 periodistas asesinados y más de 400 ataques contra trabajadores de los medios de comunicación.