Monday - Jan 22, 2018

Nicaragüenses a registrarse para mantener su estado TPS


TPS_latinbriefs

por los servicios de cable de El Reportero

El período de reinscripción ahora está abierto para los nicaragüenses con Estatus de Protección Temporal (TPS). Los beneficiarios actuales de TPS bajo la designación de Nicaragua que desean mantener ese estado hasta la fecha de finalización del 5 de enero de 2019 deben volver a inscribirse entre el 15 de diciembre de 2017 y el 13 de febrero de 2018. Procedimientos de reinscripción, incluida la forma de renovar la documentación de autorización de empleo, se han publicado en el Federal Register y en www.uscis.gov/tps.

Período de reinscripción ahora abierto para hondureños con TPS
Los beneficiarios actuales del Estatus de Protección Temporal (TPS) bajo la designación de Honduras que desean mantener ese estado hasta la fecha de vencimiento actual del 5 de julio de 2018, deben volver a registrarse entre el 15 de diciembre de 2017 y el 13 de febrero de 2018. Reinscripción procedimientos, incluida la forma de renovar la documentación de autorización de empleo, se han publicado en el Federal Register y en www.uscis.gov/tps.

Obispo de Guerrero se reunió con el jefe del cartel de drogas

El prelado católico ha defendido durante mucho tiempo el diálogo con los delincuentes para combatir la violencia

Un obispo católico que pidió el diálogo con las organizaciones criminales como un medio para reducir la violencia reveló ayer que se encontró hace cuatro meses con el jefe de un cártel de la droga de Guerrero.

El obispo Salvador Rangel Mendoza de Chilpancingo-Chilapa llegó a los titulares a principios de año después de afirmar que las bandas criminales son parte del tejido social de las remotas ciudades de Guerrero, ya que su presencia es aceptada y bienvenida por los agricultores locales.

Entrevistado esta semana por el periódico El Universal, Rangel describió la reunión con Isaac Navarrete Celis, el caudillo del Cartel Sierra, también conocido como el Cartel del Sur.

El obispo se reunió con Navarrete, también conocido como “El Señor de la I” y fue descrito como uno de los criminales más peligrosos de Guerrero, en un escondite en las montañas en medio de plantaciones de adormidera.

Sintió que tenía que “interceder” porque la violencia impedía que los niños asistieran a la escuela y los sacerdotes llegaban a sus parroquias.

“Ciertamente he estado en contacto y he visto a estas personas del crimen con el objetivo de proteger a los sacerdotes. Cuando ha sido necesario verlos, lo he hecho “, dijo Rangel, recordando que hace tres o cuatro meses la situación en las montañas de Guerrero” era muy delicada“.

“A los maestros y sacerdotes no se les permitió entrar, así que tuve que ir a ver a este hombre y pedirle su ayuda, y gracias a Dios hubo un entendimiento.“

Cualesquiera que sean las condiciones, dijo Rangel, se sentará y hablará con los delincuentes si eso significa llevar la paz a Guerrero.

Pero en este punto la paz sigue siendo esquiva ya que la guerra continúa entre Sierra Cartel de Navarrete, que está alineado con Los Ardillos, y otra pandilla poderosa llamada Los Rojos. Está en juego el corredor de tráfico de drogas Chilapa-Tixtla-Chilpancingo-Leonardo Bravo-Iguala.

Hace ocho semanas, cadáveres desmembrados tan quemados que no podían ser identificados aparecían en los baúles de los automóviles quemados o se dejaban en el borde de la carretera.

Rangel fue nombrado para la diócesis de Chilpancingo-Chilapa hace más de dos años, supervisando los asuntos católicos en un área que abarca zonas violentas como Chilapa y Chilpancingo, pero también la Sierra y parte del norte del estado.

Desde el comienzo, Rangel ha sido un crítico abierto de la estrategia de seguridad implementada por la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores, e instó a que haya diálogo.

El obispo también ha afirmado que los traficantes de drogas y los políticos locales están aliados y tienen reuniones “en la oscuridad”.

“Sé que hay varios municipios en los que los traficantes de drogas han impuesto a los alcaldes de su elección, e incluso algunos diputados [estatales]. Ciertos políticos en Guerrero son patrocinados por grupos de narcotraficantes “, dijo Rangel a El Universal.

El mandato de Rangel en Guerrero se extendió geográficamente a principios de este mes después de que el obispo de Altamirano, Maximino Martínez Miranda, huyera de su diócesis después de que fuera blanco de un intento de secuestro y tres sacerdotes fueran asesinados.

El Papa Francisco nombró a Rangel como administrador de la Diócesis de Altamirano, ubicada en la región de Tierra Caliente del estado.