Saturday - Nov 17, 2018

NDAA de 2013 extiende poder al ejército para detener a los ciudadanos


por Kurt Nimmo
Infowars.com

En respuesta a la rabia generalizada por la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA) aprobada el año, el Congreso estaría trabajando en una versión más acorde con la Constitución. La más reciente versión fue aprobada de manera abrumadora por el Comité de Servicios Armados de la Cámara el 8 de mayo e introducida la semana siguiente.

“Este año, a través de la incorporación de la Ley sobre el Derecho al Habeas Corpus, el proyecto deja claro más allá de cualquier sombra de duda que todos los norteamericanos tendrán un día en la corte”, declara un comunicado de prensa del Comité de Servicios Armados.

¿Representa la NDAA de 2013 una mejora respecto de la versión previa? A primera vista, podría parecerlo. Considere la siguiente cláusula introducida en el proyecto:

Nada en la AUMF [Autorización del Uso de Fuerza Militar] o la NDAA de 2012 debiera negar la disponibilidad del recurso de habeas corpus o negar cualquier derecho Constitucional en una corte ordenada o establecida por o bajo el Artículo III de la Constitución para cualquier persona que está legalmente en Estados Unidos cuando es detenida, según la AUMF y quien tiene el derecho a recurrir a tal recurso o derechos.

Sin embargo, según Bruce Afran, abogado de un grupo de periodistas y activistas que están demandando al gobierno respecto de la NDAA de 2012, esto es apenas humo y espejos.

Como no hay reglas establecidas que permiten a los ciudadanos ejercer el derecho a un juicio civil, como lo garantiza la Constitución (específicamente, la Sexta Enmienda), los ciudadanos que son detenidos no tienen manera de acceder a abogados, familiares o a una corte civil después de que son detenidos por el ejército.

“Lo más importante de la NDAA [2012] era que uno no sería sometido a juicio… Nada ahí dice que se podrá recurrir a una corte como lo establece el Artículo III, entonces literalmente no hace nada”, dijo Dan Johnson, fundador del Pueblo contra la NDAA, a Business Insider el jueves. “Es básicamente sólo un montón de palabras”.

“El nuevo estatuto en realidad establece que las personas que viven legalmente en EE.UU. pueden ser detenidas bajo la AUMF. El original (el estatuto por el que estamos enfrentándonos en la corte) nunca fue tan lejos”, explicó Afran. “Por lo tanto, bajo el disfraz de supuestamente aumentar la protección a los norteamericanos, el nuevo estatuto en realidad expande el AUMF a los civiles en EE.UU.”.

Aunque el Senador por Kentucky, Rand Paul está siendo retratado como el Salvador por ofrecer un lenguaje que “reafirmaría la Sexta Enmienda de la Constitución y limitaría la detención indefinida de los norteamericanos”, más de algunos observadores de esta enmienda co-patrocinada a la NDAA dicen que los esfuerzos no van lo suficientemente lejos.

El jueves por la noche, el “Senado votó la Enmienda No. 3018 a la NDAA patrocinada por los Senadores Dianne Feinstein (D-Calif.) y Mike Lee (R-Utah), y co-patrocinada por el Senador Rand Paul, que protege los derechos prescritos a los norteamericanos en la Sexta Enmienda de la Constitución respecto de la detención indefinida y el derecho a un juicio con un jurado”, explica la página web del Senador Paul.

“La enmienda del Senador Paul– con todo lo buena que puede ser– no va lo suficientemente lejos. Lea de nuevo el texto de la propuesta. No hay una palabra de rechazo o abolición o revocación de la detención indefinida de los norteamericanos con la NDAA”, escribe Joe Wolverton para New American.

Un intento previo para aplacar las críticas de la NDAA resultó en la Enmienda Gohmert (Enmienda de la Cámara 1126), que declaraba que la NDAA no “negará el recurso de habeas corpus ni ningún derecho 1Constitucional a las personas detenidas en Estados Unidos bajo la AUMF, que tienen tales derechos”.

“Esta enmienda, al igual que la propuesta por el Senador Paul la semana pasada, muestra un uso indefendible del lenguaje vago que haría más vulnerable desafiar a cualquier corte en cualquier estado de la Unión, pero de alguna manera se suma al interés que genera entre los Republicanos en el Congreso”, comenta Wolverton.
Un puñado de esfuerzos para hacer la NDAA más en línea con la Constitución son un poco más que relaciones públicas con el objetivo de silenciar a los críticos. La NDAA es esencial si el gobierno va a silenciar a los críticos y a hacer desaparecer a activistas y otros enemigos del establishment.

En el fondo, dijo Bruce Afran, es que la más reciente repetición de la NDAA “sigue siendo inconstitucional porque permite a los ciudadanos o personas en EE.UU. ser dejadas bajo custodia militar, una postura que la Corte Suprema ha considerado repetidamente inconstitucional”.

La sección de detención indefinida de la NDAA debe ser rechazada completamente. Cualquier cosa menos que eso es traición.