Monday - Dec 17, 2018

Los migrantes centroamericanos ahora viajan en al menos 12 estados


caravan_Frontpg

Un primer contingente ya llegó a Tijuana, donde las autoridades están buscando ayuda para refugios

por Mexico News Daily

Los migrantes centroamericanos ahora viajan a través de al menos 12 estados mexicanos en ruta a los Estados Unidos, según las autoridades.

Los miembros de la primera caravana de migrantes comenzaron a dividirse en grupos más pequeños después de salir de la Ciudad de México durante el fin de semana mientras viajaban hacia la frontera México-Estados Unidos en Tijuana.

Un grupo, formado por alrededor de 80 mujeres, niños y miembros de la comunidad LGBT, llegó a Tijuana el lunes, según José García, quien trabaja en un refugio para migrantes en la ciudad de la frontera norte.

Nueve autobuses que transportaban a unos 350 migrantes más llegaron a Tijuana hoy temprano. Una bandera hondureña se vio ondeando fuera de la ventana del autobús.

Otros miembros de la caravana se han separado en diferentes direcciones para llegar a otras ciudades del norte, incluyendo Hermosillo, Sonora; Escuinapa, Sinaloa; y Monterrey, Nuevo León.

Las autoridades en Nayarit continúan proporcionando autobuses para transportar a los migrantes a la frontera del estado con Sinaloa.

Es probable que esa etapa del viaje llegue hoy o mañana al contingente más grande de la primera caravana, ubicada más al sur del país.

La mayoría de los miembros del grupo llegaron a Guadalajara, Jalisco, el lunes y se quedaron anoche en un auditorio en el municipio vecino de Zapopan.

Sin embargo, algunos inmigrantes se quedaron en la ciudad de La Piedad, Michoacán, a unos 160 kilómetros al sureste de Guadalajara.

A primera hora de la mañana del lunes, un gran contingente de migrantes llegó a la entrada de la carretera Irapuato-Guadalajara para intentar viajar en la capital de Jalisco.

Dos horas después de su llegada a las 5 a.m., unos 500 migrantes lograron subirse a los camiones que pasaban, pero un número mucho mayor todavía estaba esperando a los viajes, informó el diario Milenio.

Un hombre de 65 años identificado solo como Luis Enrique subió a un camión cisterna para que luego la Policía Federal le ordenara bajarse.

“Sé que es peligroso viajar de esta manera, pero cuando uno es pobre, no hay otra opción”, le dijo a Milenio mientras esperaba otro viaje.

Un hombre guatemalteco de 32 años que sufrió quemaduras de primer grado en la cara y el pecho mientras hacía malabarismos con antorchas de fuego para ganar dinero en los semáforos de Irapuato, también se encontraba entre los migrantes que viajaban hacia Guadalajara ayer.

Un conductor de camión dijo que era imposible detener el embarque de los migrantes.

“. . . Se suben por sí mismos, no hay forma de decirles que no y de sacarlos. . .” él dijo.

Los que llegaron ayer a Guadalajara sufrieron un viaje de cinco horas expuesto al sol, el viento fuerte y el riesgo constante de caerse de los remolques que se desplazan a gran velocidad y a menudo abarrotados.

Miembros de la segunda caravana, compuesta por más de 1,000 migrantes, comenzaron a llegar a la Ciudad de México el lunes desde Puebla.

La tercera caravana, formada por unos 450 migrantes salvadoreños que ingresaron legalmente a México, permanece en Tapachula, Chiapas, a la espera de los documentos de inmigración.

Mientras tanto, una cuarta caravana que cruzó la frontera sur a principios de este mes actualmente viaja a través de Veracruz en ruta a Puebla y la Ciudad de México.

La Secretaría del Interior Federal (Segob) anunció ayer que aceptó una propuesta del Consejo de Coordinación Empresarial (CCE) para ofrecer oportunidades de empleo a los migrantes centroamericanos en varios estados mexicanos con la condición de que se registren formalmente ante las autoridades de inmigración.

El Presidente Peña Nieto anunció el mes pasado un programa llamado “Estás en tu Casa” (Estás en casa), que ofrece refugio, atención médica, educación y empleo a los migrantes con la condición de que soliciten formalmente la condición de refugiado ante el Instituto Nacional de Inmigración ( INM) y permanecer en Chiapas o Oaxaca.

Sin embargo, la mayoría de los migrantes rechazaron la oferta y siguen decididos a llegar a la frontera sur de los Estados Unidos, donde tienen la intención de solicitar asilo.

En Tijuana, donde se dirigen la mayoría de los miembros de la primera caravana, los defensores de los inmigrantes advirtieron que los refugios en la ciudad ya están llenos en un 75 por ciento.

Según un informe publicado en el periódico Reforma, hay 2,800 inmigrantes, incluidos centroamericanos, africanos y mexicanos, que han estado en Tijuana hasta un mes esperando la oportunidad de presentar solicitudes de asilo en los Estados Unidos.

El secretario del Interior de Baja California, Francisco Rueda, dijo que las autoridades estatales están solicitando 80 millones de pesos (US $3.9 millones) al gobierno federal para pagar alojamiento, alimentos, atención médica y asistencia humanitaria mientras los miembros de las caravanas se encuentran en Tijuana.

Si bien los migrantes se han quedado en otras ciudades mexicanas por períodos cortos, podrían permanecer en Tijuana durante semanas o incluso meses mientras esperan la oportunidad de solicitar asilo.

“Otras ciudades les han dado la bienvenida por dos o tres días, pero se puede prever que una buena cantidad de ellos permanecerán en Tijuana por un largo período. . “, Dijo el viernes la arquidiócesis católica de la ciudad.

Es probable que algunos migrantes se transfieran a la capital del estado Mexicali, ubicada a unos 200 kilómetros al este de Tijuana, donde los refugios tienen capacidad para 500 miembros de caravanas.

Rueda dijo que las autoridades estatales y municipales quieren que el gobierno federal pida a las autoridades de los Estados Unidos que aceleren el proceso para buscar asilo.

Sin embargo, el presidente de los Estados Unidos, Trump, está tratando de dificultar la entrada al país de los miembros de la caravana.

Trump describió la primera caravana como una “invasión” y dijo que se podrían desplegar hasta 15,000 soldados en la frontera sur de los EE.UU. para confrontar a los migrantes.

Fuente: El Universal (sp), Milenio (sp), Reforma (sp), Expansión (sp), The San Diego Union Tribune (en).