Tuesday - Oct 23, 2018

John McCain quiere una nueva guerra fría con Rusia por Snowden


por Kurt Nimmo

El jueves, el senador por Arizona John McCain emitió una declaración, criticando a Rusia por otorgar asilo por un año al informante Edward Snowden y evitar que el gobierno de EE.UU. someta al ex analista de la NSA al trato al que fue sometido Bradley Manning.

“La acción de hoy de Rusia es una desgracia y un esfuerzo deliberado para avergonzar a Estados Unidos”, dijo McCain. “Es una cachetada en el rostro de todos los norteamericanos. Ahora es tiempo de repensar fundamentalmente nuestra relación con la Rusia de Putin. Debemos tratar con la Rusia que existe, no la que quisiéramos desear. No podemos permitir que la acción realizada hoy por Putin quede sin serias repercusiones”.

¿Y cuáles podrían ser esas “serias repercusiones”? Además de meterse en los asuntos internos de Rusia, McCain quiere reavivar la guerra fría al presionar agresivamente por un “sistema de defensa de misiles” en las fronteras de Rusia. “Debiéramos presionar por que se completen todas las fases de nuestros programas de defensa contra misiles en Europa, y avanzar de manera expedita hacia otra ronda de expansión de la OTAN, incluyendo la República de Georgia”, dijo.

En 2011, los senadores Jon Kyl (R-AZ), James Risch (R-ID), Mark Kirk (R-IL) y James Inhofe (R-OK) enviaron una carta al Secretario de Defensa Robert Gates, exigiendo que la administración Obama avance hacia instalar un sitio de radar relacionado con los misiles de defensa en Georgia en vez de Turquía. “Creemos que la ubicación geográfica de la República de Georgia la haría un sitio ideal para un radar para misiles de defensas orientado a Irán y ofrecería claras ventajas para la protección de Estados Unidos de un largo rango de misiles, en comparación con Turquía”, escribieron los senadores.

Irán, sin embargo, es obviamente una distracción. Los estudios producidos por el Pentágono “cuestionaron la capacidad del sistema de defensa contra misiles que será desplegado en Europa para proteger al país de misiles balísticos iraníes”, escribió Vladimir Kozin, miembro de un grupo de trabajo de distintas agencias, ligado al gobierno ruso, que discute los asuntos de defensa contra misiles con la OTAN. “Moscú y Washington debieran ponerse de acuerdo de una vez por todas en no usar armas nucleares contra el otro y no desplegar sistemas de defensa anti-misiles cerca de las fronteras del otro país”.

La declaración de McCain también llama a interferir en la política de Rusia y castigar al país por encarcelar a Mikhail Khodorkovsky, el oligarca del petróleo quien “fue parte central de una operación de inteligencia de Occidente para desmantelar y destruir lo que queda de Rusia como un estado funcional”, según F. William Engdahl.

Khodorkovsky también estaba en “medio de realizar un golpe de estado apoyado por EE.UU. para capturar la presidencia de Rusia en las elecciones planificadas para 2004 de la Duma rusa. Khodorkovsky estaba en proceso de usar su enorme riqueza para comprar suficientes escaños en las siguientes elecciones de la Duma para poder cambiar las leyes rusas sobre la propiedad del petróleo en terreno y las tuberías que lo transportan. Además, planificaba enfrentarse directamente a Putin y convertirse en el presidente de Rusia”, según Engdahl.

McCain, claro, está al servicio de la elite financiera, entonces es natural que use el caso de Khodorkovsky para atacar a Rusia. Khodorkovsky está conectado con Henry Kissinger y Jacob Lord Rothschild y su Fundación Open Russia estaba basada en la fundación de George Soros, Open Society, una herramienta para fomentar revoluciones en las ex repúblicas soviéticas (Uzbekistán, por ejemplo, cerró la organización de Soros, mientras Tayikistán acusó el trabajo de Open Society en el país, de corrupción y nepotismo).

McCain también explota a Alexei Navalny, descrito por los medios corporativos como el “Erin Brockovich de Rusia”, quien fue sentenciado a cinco años de cárcel por malversación de fondos. “Sin embargo, el carismático Navalny está… o ha estado en la planilla de pagos del National Endowment for Democracy (NED), organización con sede en Washington que busca desestabilizar el régimen.

Según una publicación en el propio blog de Navalny, LiveJournal, él fue apoyado por el NED entre 2007 y 2008”, escribe Engdahl. Los banqueros de Boston también “pagaron por los viajes de Nemtsov al Foro Económico Mundial de Davos, el que es muy caro”, por lo tanto revelando su lealtad. El fanfarroneo de Mc- Cain es apenas otro capítulo en el nuevo esfuerzo de crear tensiones con Rusia.

En la reunión de Bilderberg de 2012, nos enteramos de que la elite tiene a la Federación Rusa directamente en la mira. “Importantes políticos rusos contrarios a Putin, tales como Anatoly Chubais y Garry Kasparov, estuvieron presentes en la reunión Bilderberg 2012”, escribió Wayne Madsen en junio pasado.

Chubais es injuriado entre una mayoría de rusos por guiar la privatización total de las empresas estatales soviéticas y de la Federación Rusa bajo la administración del Presidente Boris Yeltsin y el Primer Ministro Viktor Chernomyrdin. Los principales benefactors de la privatización eran un puñado de emprendedores rusos que pronto se volvieron oligarcas multi-millonarios. Muchos de esos oligarcas pronto se encontraron en prisión en Rusia o en exilio en Reino Unido e Israel para evitar ser perseguidos en Rusia. Actualmente, Chubais es el líder de Rusnano, una importante empresa rusa de nanotecnología.

En el conclave [de Bilderberg] en Chantilly, Chubais se codeó con los barones ladrones de Wall Street, incluyendo el ex alto ejecutivo de Goldman Sachs y Citigroup y Secretario del Tesoro de Bill Clinton, Robert E. Rubin; el presidente internacional de Goldman Sachs, Peter Sutherland; el co-presidente de Kohlberg Kravis Roberts & Company, Henry Kravis y el ex director de la Oficina de Administración y presupuesto de Obama y actual vicepresidente de Citigroup, Peter Orszag.

En un esfuerzo por completar sus evidentes llamados por una renovada tensión militar con Rusia y las demandas de que Putin libere a los oligarcas que chocan con Wall Street y la elite financiera– la clase política a la que McCain, naturalmente, responde – los miembros fijos del congreso de Arizona alabaron al pueblo ruso: Y quizás lo más importante es que debiéramos hablar a nombre de las muchas personas en Rusia que cada vez más encuentran el valor para exigir de manera pacífica una mayor libertad, responsabilidad y estado de derecho en Rusia.