Monday - Sep 24, 2018

John F. Kennedy vs. la Reserva Federal – Parte Una de una Serie


marvinphotonew_editorial_2"

NOTA DEL EDITOR:
Mi investigación sobre temas controvertidos continúa valiendo la pena. Encontré este inteligente e interesante artículo, el cual, debido a su extensión, será publicado en partes. En esta parte, usted aprenderá sobre cómo la Orden Ejecutiva 11110 del Presidente John Fitzgerald Kennedy dio al Departamento del Tesoro poder constitucional para crear y emitir  moneda corriente sin tener que recurrir al privado Banco de la Reserva Federal, que es lo que hace actualmente. Sugiere que ésa es la razón por la que JFK fue asesinado. PRIMERA PARTE DE UNA SERIE.

por John-F-Kennedy.net

El 4 de junio de 1963, un decreto presidencial virtualmente desconocido, la Orden Ejecutiva 11110, fue firmado con la autoridad  básicamente para despojar al Banco de su poder de prestar dinero al Gobierno Federal de los Estados Unidos a interés.  De un solo plumazo, el Presidente Kennedy declaró que el Banco de la Reserva Federal, que está en manos privadas, pronto estaría fuera del negocio. La Asociación Cristiana Legal ha investigado exhaustivamente esta cuestión a través del Registro Federal y de la Biblioteca del Congreso. Ahora, podemos concluir con toda seguridad que esta Orden Ejecutiva nunca ha sido derogada, modificada o sustituida por ninguna Orden Ejecutiva subsecuente. En términos simples, aún es válida.

Cuando el Presidente John Fitzgerald Kennedy –el autor de los perfiles en Valor– firmó esta Orden retornó al gobierno federal, específicamente al Departamento del Tesoro, el poder constitucional para crear y emitir moneda –dinero– sin tener que recurrir al privado Banco de la Reserva Federal. La Orden Ejecutiva 11110 del Presidente Kennedy [el texto completo se muestra más abajo] dio al Departamento del Tesoro la autoridad explícita: “de emitir certificados de plata contra cualquier lingote de plata, plata, o dólares de plata estándar en el Tesoro”. Esto significa que por cada onza de plata de la bóveda del Tesoro de Estados Unidos, el gobierno podía introducir nuevo dinero en circulación, basándose en los lingotes de plata que allí se encuentran físicamente. Como resultado, más de $4 billones en “United States Notes” (papel moneda) fueron puestos en circulación en denominaciones de $2 y $5. Los “United States Notes” de $10 y $20 nunca circularon, pero fueron impresos por el Departamento del Tesoro cuando Kennedy fue asesinado. Parece obvio que el Presidente Kennedy sabía que los “Federal Reserve Notes”, que estaban siendo utilizados como presunta moneda legal, eran contrarios a la Constitución Federal de los Estados Unidos.

Los “United States Notes” fueron emitidos como una moneda libre de intereses y de deuda respaldada por las reservas de plata en el Tesoro de los Estados Unidos. Nosotros comparamos un “Federal Reserve Note” emitido por el banco central privado norteamericano (el Banco de la Reserva Federal a/k/a Sistema de la Reserva Federal), con un “United States Note” del Departamento del Tesoro emitido mediante una Orden Ejecutiva del Presidente Kennedy. Son muy parecidos, excepto en que uno dice “Federal Reserve Note” arriba mientras que el otro dice “United States Note”. También, el “Federal Reserve Note” tiene un sello verde y un número de serie, mientras que el “United States Note” tiene un sello rojo y un número de serie.

El Presidente Kennedy fue asesinado el 22 de noviembre de 1963 y, de inmediato, los “United States Notes” que había emitido fueron sacados de circulación. Los “Federal Reserve Notes” continuaron sirviendo como moneda legal de la nación. Según el Servicio Secreto norteamericano, 99 por ciento de todo el papel moneda que circulaba en 1999 eran “Federal Reserve Notes”.

Kennedy sabía que si los “United States Notes” respaldados en plata circulaban ampliamente, habrían eliminado la demanda de los “Federal Reserve Notes”. Esta es una cuestión muy simple de economía. Los USN estaban respaldos en plata y los FRN no estaban respaldados por ningún valor intrínseco. La Orden Ejecutiva 11110 debía haber prevenido que la deuda nacional alcanzara su nivel actual (virtualmente los cerca de $9 trillones de la deuda federal fueron creados desde 1963) si LBJ o cualquier otro presidente subsecuente la hubiera impuesto. Le hubiera dado casi inmediatamente al gobierno norteamericano la capacidad de pagar su deuda sin recurrir a los Bancos de la Reserva Federal y sin ser cargado con interés por crear nuevo “dinero”. La Orden Ejecutiva 11110 dio a los Estados Unidos la capacidad para, de nueva cuenta, crear su propio dinero respaldado en plata y dignificar el valor del territorio.

De nuevo, según nuestra investigación propia, a sólo cinco meses del asesinato de Kennedy, no fueron emitidos más “Certificados de Plata” de la Serie 1958, y subsecuentemente fueron sacados de circulación. Quizá el asesinato de Kennedy fue un aviso a todos los presidentes futuros de no interferir con el control privado de la Reserva Federal sobre la creación de dinero. Parece muy evidente que el Presidente Kennedy desafió a los “poderes que existen detrás de los Estados Unidos y las finanzas internacionales”. Con verdadero coraje patriota, JFK se enfrentó de cuerpo entero a los dos medios más exitosos que se hayan usado para manejar la deuda:

La guerra (Vietnam); y
La creación de dinero por el banco central privado. Sus esfuerzos de tener a todas las tropas norteamericanas fuera de Vietnam en 1965, en combinación con la Orden Ejecutiva 11110, hubieran destruido la ganancia y el control del privado Banco de la Reserva Federal.
CONTINUARÁ EN LA PRÓXIMA EDICIÓN.