Tuesday - Sep 25, 2018

Hay que parar los préstamos hipotecarios no pagables


por Marvin J. Ramirez

Marvin RamirezMarvin Ramirez

Un estudio de extinción del derecho de redimir (foreclosure) reciente muestra una injusticia dramática perpetrada en contra de las minorías.

Mientras las pérdidas tienden a golpear a Oakland con más de 875 millones de dólares, las pérdidas nacionales podrían exceder los 25 mil millones de dólares. Y lo que más destaco en este estudio son las disparidades raciales en el llamado, coste alto de préstamo subprincipal.

­Parecería que es todo un fraude, deliberadamente perpetrado contra la gente trabajadora, sobre todo la gente del color.

Lo llamo fraude porque he oído en noticieros recientes, que los bancos, quienes se pagan entre si por la noche con pagarés (nota de promesa de pago) y no con Notas de la Reserva Federales (dólares en efectivo), han estado poniendo presión sobre tasadores de hipoteca para que les inflen los precios de las casas.

Y este significa que si usted compró una casa un cierto precio alto, usted podría haber pagado un precio ilusorio – no verdadero. Sin embargo, en su bolsillo es verdadero. Y muchos como usted, podrían estar a punto ahora de perder lo que usted llamó por un período corto de tiempo, su casa.

Esto ha sido un trato Redondo para los prestamistas, quienes probablemente, en privado, dividen las ganancias absorbidas de aquellos soñadores desesperados de poseer su propia casa, a quienes les vendieron casas a precios no reales.

No sólo muchas personas pierden sus casas después de que las hipotecas burbujeadas golpearon el cielo, pero en medio de este esquema, vecindades enteras están siendo quebradas por el desplazamiento de familias trabajadoras.

Según el estudio de la ACORN, los verdaderos costos a que incurren las comunidades cuando las altas hipotecas dan la vuelta, es que el abandonamiento de las vivienda deprime los valores propiedades residenciales y comerciales.

“Las vecindades con ‘foreclosure’ concentrados experimentan aumentos altos de crimen violento y valores de propiedad artificialmente disminuidos, colocando gastos y cargas adicionales de mantenimiento en administraciones municipales y devaluando los activos de los vecindarios – hasta aquellos con buen status económico.

A como recomienda ACORN, las reglas de préstamos deberían cambiarse, o seguiremos siendo los esclavos de los bancos.

Los préstamos deberían ser modificados en un préstamo de interés fijo basado en la capacidad del prestatario para repagar la hipoteca. Esto podría parar el abuso y traer la paz a familias. Pero esto puede sólo suceder si leyes son aprobadas para este fin.