Tuesday - Dec 11, 2018

Fallece una gran dama nicaragüense muy querida


normalopez_obituary

por Marvin Ramírez

La comunidad nicaragüense en el Área de Bahía de San Francisco está de duelo por la pérdida de una gran mujer que sabía amar a su familia y a sus amigos, que hoy lloran su partida.
La Sra. Norma Socorro López, nacida en Granada, Nicaragua en diciembre 19, 1946 entró en el Reino de Dios el 8 de septiembre de 2015, después de sucumbir a un cáncer que se extiendió rápidamente en varios órganos de su cuerpo. Ella falleció en casa rodeada de su familia.
Nacida de Ponciano y Pastora López, ella era la hija mayor de cinco hijos e hijas. Ella llegó a los Estados Unidos en noviembre 20, 1955.
La Sra. López se graduó de la Escuela Secundaria de Misión, y fue empleada en Pacific Bell por 30 años hasta su jubilación. Ella es descrita como fuerte, cariñosa, llena de vida, una devota católica, una gran fanática de los 49er, amó a su familia de las noches de bingo y ¡ofreció las mejores fiestas!
Referida como la matriarca de la familia, esto significa que ella vigiló a sus hermanos y hermanas antes y después de que sus padres fallecieron.
“Ningunas palabras pueden describir que belleza de mujer usted fue y el dolor que nuestra familia hoy siente”, dijo el sobrino Robert Ponciano Caín en Facebook. “Usted mantuvo a nuestra familia fuerte y junta. Le amamos tanto y sabemos que usted está con nuestros abuelos ahora mismo. Le echaremos de menos”.
La nieta Melody Rocha, hija del veterano percusionista nicaragüense de Jazz y Salsa, Bayardo Rocha, juntó a la familia para que expresaran sus sentimientos en un solo mensaje:
“En memoria de nuestra madre querida, tía, esposa, madrina, hermana, y matriarca de nuestra familia. Usted siempre estará en nuestros corazones para siempre. Apreciaremos las memorias eternas que usted ha dado a todos nosotros. Toda la fuerza y el amor estarán para siempre inculcados dentro de todos nosotros. Puede usted descansar en paz con mamá y papá en el Cielo y seguir velando por nosotros. Le amamos y le echamos de menos, hasta que nos encontremos otra vez.
Le sobreviven su hijo Edwin Caldera, y sus hermanos y hermanas, Sonia Caldera, Dennis López, Umberto López, Rosa Rocha, y Elizabeth, y muchos magníficos sobrinos.
Ella será sepultada en el Cementerio Olivet Memorial Park en Colma, California al lado de sus padres, el lunes, 14 de septiembre de 2015.
El personal del periódico y El Reportero su editor, Marvin Ramírez, se unen a la familia en este tiempo difícil y de dolor.