Thursday - Sep 20, 2018

Estudio: ‘Programación de nutrición temprana’ reduce enfermedades más adelante


por Karen Foster
Prevent Disease

Investigaciones a largo plazo financiadas por la UE con más de 1000 niños reveló que una “programación de nutrición temprana” puede traer significantes beneficios a la salud más adelante en la vida, incluyendo una reducción en la obesidad.

Según un anterior estudio de bioingenieros de la Universidad de California, San Diego los ácidos grasos libres creados durante la digestión de fórmula infantil causan muerte cerebral y severas enfermedades intestinales.

Otro estudio, publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, apoya varios otros que muestran que sustituir la leche de vaca por leche materna puede promover las enfermedades cardíacas más adelante en la vida.

El líder del proyecto, el profesor Berthold Koletzko de la Universidad de Munich, dijo que el salarioproyecto 2-year+ EARNEST mostró que los niños de hasta dos años de edad alimentados con fórmulas más bajas en proteínas más cercanas a la leche materna, pesaban menos que los niños alimentados con fórmulas altas en proteínas.

La diferencia de peso continuó después de seis meses cuando ambos grupo de niños avanzaron hacia dietas similares. Si se proyecta hacia adelante, la diferencia llegaría hasta 13 por ciento a la edad de 14 a 16 años.

“Esta investigación tiene enorme potencial para mejorar la salud y bienestar de las futuras generaciones, reduciendo los costos de los servicios de salud y sociales y para aumentar la productividad y riqueza de las sociedades”, dijo el profesor Koletzko.

Los niños en la prueba provenían de cinco países de la UE.

Los investigadores apuntaron hacia los elementos no nutritivos de la leche maternal que pueden traer beneficios de salud y que podrían explicar los resultados relativos al peso.

Las concentraciones de aluminio en las fórmulas para bebé son hasta 40 veces más altas que las que se encuentran en la leche materna. Estas concentraciones son varias veces más altas que las permitidas en el agua potable. Son claramente demasiado altas para el consumo humano y ciertamente demasiado altas por un grupo tan vulnerable como los bebés prematuros y no prematuros.

Estudios anteriores han destacado la potencial toxicidad del aluminio en los bebés con ciertos desórdenes (incluyendo ser prematuros, tener una mala función renal o enfermedades gastrointestinales) y los alimentaron con fórmulas para bebés y esos estudios cuando se miran junto a los reconocidos vínculos del aluminio con la medicina y las enfermedades humanas podrían al menos disuadir la complacencia respecto de este tema.

Nestlé y Mead Johnson Nutrition recientemente rechazaron los llamados para remover todos los organismos genéticamente modificados (PGM) de sus productos de fórmula para bebé en EE.UU. y ahora están surgiendo pruebas de riesgos a largo plazo relacionados con las fórmulas para bebés. Las investigaciones epidemiológicas han indicado que hay una relación entre la fórmula para bebés y un aumento en el riesgo de enfermedades crónicas más adelante en la vida, incluyendo obesidad, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. Los investigadores sostuvieron que las exhaustivas implicancias metabólicas de la fórmula vs lactancia juegan un rol en los riesgos de salud a largo plazo.

Los socios de EARNEST también desarrollaron recomendaciones basadas en la evidencia sobre la ingesta de grasas durante el embarazo, la lactancia y los primeros años de vida del bebé.

Exploró las decisiones de los padres en cuanto a la nutrición y el estilo de vida y los mensajes que influyen en esas decisiones.

El profesor Koletzko dijo que su experiencia en este proyecto era como un “escalador de montañas, que ha llegado a una cumbre, solamente para ver que hay otra tras ella. Se requieren más investigaciones para comprender totalmente cómo los factores del entorno afectan de manera adversa los resultados a largo plazo y hasta qué grado la madre es capaz de proteger a su hijo contra éstos”.

Puede saber más sobre el proyecto acá.

Karen Foster es una nutricionista holística, ávida bloguera, con cinco hijos y un estilo de vida activo que la mantiene en una vía saludable y un estilo de vida equilibrado.