Tuesday - Nov 13, 2018

En septiembre de 2015, Agenda 21 se transformó en Agenda 2030


marvinphotonew_editorial

NOTA DEL EDITOR

Queridos lectores:

Me encanta compartir cuestiones controvertidas que encuentro en internet. Previamente, publicamos un artículo sobre Agenda 21, un plan elaborado por Naciones Unidas para controlar a la humanidad. Y ahora continuaremos el tema, que se transformó en Agenda 2030. Espero sea de ayuda para que puedan encontrar respuestas a lo que muchos ignoramos que está ocurriendo en nuestro mundo. Lo publico para despertar consciencia en las mentes dormidas.

En septiembre de 2015, Agenda 21 se transformó en Agenda 2030

por Michael Snyder
6 de agosto, 2015

Si a usted no le gustó Agenda 21, entonces tampoco le gustará Agenda 2030. El mes próximo (hace un año), Naciones Unidas dará a conocer la “Agenda 2030” en una gran conferencia que se efectuará del 25 al 27 de septiembre en Nueva York. Ahora el papa está viajando a Nueva York para emitir un discurso que abrirá esta conferencia. A diferencia de Agenda 21, que principalmente se enfocaba en el ambiente, Agenda 2030 es un verdadero modelo para gobernar el planeta entero. Además de abordar el cambio climático, también establece ambiciosos objetivos en áreas como la economía, la salud, la energía, la educación, la agricultura, la equidad de género y muchas otras cuestiones. Como podrá apreciar abajo, esta iniciativa global está siendo anunciada como una “nueva Agenda universal” para la humanidad. Si usted es parecido a mí, las sirenas de alarma comenzarán a sonar en su cabeza en este momento.

Esta nueva agenda está firmemente enraizada en un documento conocido como “Agenda 21”, que fue adoptado originalmente por Naciones Unidas en 1992. Lo siguiente proviene de Wikipedia…

El texto completo de “Agenda 21” se hizo público en la Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Cumbre de la Tierra) de Naciones Unidas, celebrada en Río de Janeiro el 13 de junio de 1992, en la cual 12 gobiernos votaron adoptar el programa. El texto final fue resultado de la redacción, consulta y negociación iniciadas en 1989 y que culminaron en la conferencia de dos semanas. En 1997, 2002 y 2012 se efectuaron cambios notorios.

Pero ahora el programa de desarrollo sustentable de la ONU ha adquirido un nombre completamente diferente, y el alcance de esta agenda se está ampliando de forma espectacular. Lo que sigue es lo que dice al respecto la página web de Naciones Unidas…

Naciones Unidas se encuentra en un proceso de definir los Objetivos de Desarrollo Sustentable como parte de una agenda de nuevo desarrollo sustentable que debe terminarse y no dejar a nadie atrás. Esta agenda, que será dada a conocer en la Cumbre de Desarrollo Sustentable en septiembre de 2015, está actualmente en discusión en la Asamblea General de la ONU, donde los Estados Miembros y la sociedad civil están contribuyendo a la agenda.

Hace sólo unos días, fue finalizado el principal documento de Agenda 2030. Cuando se dé a conocer el contenido de este documento, va a tener un enorme revuelo entre los norteamericanos que están preocupados por las ambiciones de los globalistas. Lo siguiente proviene de un preámbulo de este documento.

Esta Agenda es un plan de acción para la gente, el planeta y la prosperidad. También busca fortalecer la paz universal en mayor libertad. Reconocemos que la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones, incluyendo la extrema pobreza, es el mayor reto global y requisito indispensable para el desarrollo sustentable.

Todos los países y las partes interesadas, actuando en colaboración, van a implementar este plan. Hemos decidido liberar a la raza humana de la tiranía de la pobreza y queremos sanar y asegurar nuestro planeta. Hemos tomado la determinación de dar los pasos decisivos y transformadores que se necesitan con urgencia para cambiar el mundo en una senda sustentable y resistente. Al embarcarnos en este viaje colectivo, rogamos que nadie se quede atrás.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sustentable y 169 blancos que hoy anunciamos demuestran la escala y la ambición de esta nueva agenda universal. Buscan construir los Objetivos de Desarrollo del Milenio y completar lo que no ha sido alcanzado. Buscan realizar los derechos humanos de todos y alcanzar la equidad de género y el fortalecimiento de todas las mujeres y muchachas. Son integrados e indivisibles y equilibran las tres dimensiones del desarrollo sustentable: la económica, la social y la ambiental.

Como puede haber notado, este no es un plan para luchar solamente contra el cambio climático.
Es literalmente un plan diseñado para transformar a la sociedad global.

La base del plan es un conjunto de 17 objetivos específicos…

Objetivo 1 En todas partes, terminar con la pobreza en todas sus formas
Objetivo 2 Terminar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sustentable
Objetivo 3 Asegurar la salud y promover el bienestar a todas las edades
Objetivo 4 Asegurar una educación inclusiva y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje para todos para toda la vida
Objetivo 5 Alcanzar la equidad de género y fortalecer a todas las mujeres y muchachas.
Objetivo 6 Asegurar el acceso y manejo sustentable del agua y la sanidad para todos
Objetivo 7 Asegurar el acceso a energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos
Objetivo 8 Promover el crecimiento económico inclusivo y sustentable, el empleo pleno y productivo y trabajo decente para todos
Objetivo 9 Construir infraestructura resistente, promover la industrialización inclusiva, segura y sustentable, y fomentar la innovación
Objetivo 10 Reducir la inequidad interna y entre los países
Objetivo 11 Crear ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resistentes y sustentables
Objetivo 12 Asegurar modelos sustentables de producción y consumo
Objetivo 13 Tomar acción urgente para combatir el cambio climático y sus impactos
Objetivo 14 Conservar y sustentar el uso de los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sustentable
Objetivo 15 Proteger, restaurar y promover el uso sustentable de los ecosistemas terrestres, la administración sustentable de los bosques, combatir la desertificación y detener y revertir la degradación de la tierra, y detener la pérdida de la biodiversidad
Objetivo 16 Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sustentable, brindar acceso a la justicia para todos y construir instituciones responsivas e inclusivas a todos los niveles
Objetivo 17 Fortalecer los medios para la implementación y la revitalización de la asociación mundial para el desarrollo sustentable

Muchos de éstos suenan muy bien.

Después de todo, ¿quién no quiere “acabar con la pobreza” o “detener la pérdida de la bodiversidad”?
Pero, mientras avanzamos en la lectura de la lista, debemos preguntarnos qué formas de actividad humana estarían excluidas.

Personalmente, tengo un mal rato con mucho de nada.

Como comentamos a inicios de esta semana, los globalistas quieren usar el “desarrollo sustentable” como una excusa para microgestionar las vidas de todos los hombres, mujeres y niños del planeta entero.

Nos han dicho que la independencia y la libertad individual son “peligrosas” porque si todos hacen lo que quieren es “malo para el planeta”.

Por ejemplo, uno de los objetivos de la multitud del desarrollo sustentable es presionar a la población humana en “megaciudades” gigantescas, permitiendo a la naturaleza recapturar mucho de lo que ha sido ocupado por la humanidad.

El siguiente mapa de América 2050 es un ejemplo de lo que quieren hacer. Una pieza reciente de Dave Hodges me alertó de cómo se verían los Estados Unidos en algunas décadas si los globalistas se abren camino…
Y por supuesto, esto es sólo la punta del iceberg.

Finalmente, los globalistas quieren transformar fundamentalmente toda nuestra sociedad. Esto incluye nuestra economía, nuestro gobierno, nuestro entretenimiento, nuestras interacciones sociales, nuestras familias e incluso nuestras creencias religiosas.

Así que no permitas que el buen lenguaje te vuelva loco.

Esta “nueva Agenda universal” es, con mucho, más peligrosa que lo que lo fue Agenda 21, y es un paso gigante hacia un sistema mundial único gobernado por fenómenos de control burocrático.