Thursday - Sep 20, 2018

Embajador de Venezuela contesta preguntas críticas


por Marvin J. Ramírez

Reafirming Hugo Chávez: (Der-Izq) Jan Kalicki mira al su reloj mientras el Embajador de Venezuela contesta preguntas en SF. ( Photo By Marvin J. Ramírez )Reafirming Hugo Chávez (Der-Izq) Jan Kalicki mira al su reloj mientras el Embajador de Venezuela contesta preguntas en SF. (Photo By Marvin J. Ramírez)

Cuando Venezuela se convierte en el bastión de mando del nuevo movimiento de izquierda en América Latina, y las voces de crítica y de apoyo chocan en círculos políticos, muchos en la ciudad de San Francisco pudieron escuchar directamente del funcionario más alto de Venezuela en los Estados Unidos el 9 de mayo, decir la última palabra sobre la visión de Hugo Chávez.

Y nadie podría estar mejor listo para responder que Bernardo Álvarez Herrera, un ex Vice Ministro de Hidrocarburos en el Ministerio de Energía y Minas, ex Diputado del Congreso Nacional, y ex Vice Presidente de las Fuerzas Armadas, incluyendo Jefe de la División de Investigación y Desarrollo en el Instituto Venezolano de Comercio Extranjero.

Él se convirtió en embajador venezolano a los Estados Unidos en 2003, y estuvo en el Área de LA Bahía respondiendo a la crítica del nuevo Socialismo del Siglo Veintiuno de su país, creado por el Presidente Chávez.

Defendiendo los amplios poderes presidenciales de Chávez como una necesidad para realizar la visión presidencial de una democracia social, Álvarez habló con detalle de por qué las cosas van del modo que van en Venezuela

¿”Por qué cuándo usted da bastante poder a su presidente está bien, y cuando concedemos poderes a nuestro presidente, es malo? Realmente quiero saber esto,” preguntó el embajador.

“Lo que vemos es una nueva realidad”, dijo Álvarez, refiriéndose al aumento del poder político de Chávez y su creciente influencia en América Latina. “La gente está de acuerdo que Chávez no es un accidente, y mencionó el ascenso al poder de Evo Morales en Bolivia, como nuevos cambios no aceptados por el consenso de Washington. Él dijo que ahora hay una enorme transformación socioeconómica en marcha en la región.

Por primera vez, “creamos un nuevo cambio”, que en el pasado era imposible hacer cambios significativos de la sociedad … mientras la pobreza creció, dijo.

Él mencionó a las tres millones de personas que eran invisibles cuando Chávez asumió el poder, quienes no tenían ninguna identificación.

“Eran invisibles, no podían ser contados o votar”, dijo el embajador, explicando como el gobierno de Chávez los saco de las sombras y comenzó a proveerlos de identificación, beneficios sociales, y registrarlos como ciudadanos.

Mencionó a los millones de colombianos que también vivían en las sombras como inmigrantes indocumentados, y como ellos también fueron proveidos de la residencia legal, como una maniobra para mejorar sus condiciones de vida.

No estuvo claro si lo dijo en referencia de crítica a los Estados Unidos, el cual ha sido incapaz de legalizar a más de 12 millones de personas que viven como ciudadanos de segunda clase.

“Sólo quise decirles sobre el nivel de exclusión que existió antes con un sistema bipartito”, donde ellos conducían negociaciones entre si. Chávez ha invitado a toda la población a unirse a él para construir un partido político unido único.

 

Acompañado por una delegación de funcionarios venezolanos de la Embajada en Washington y el Cónsul General en San Francisco, José Egidio Rodríguez, el Embajador también fue acompañado por el nicaragüense Roberto Vargas, una figura sandinista conocida en San Francisco y la comunidad latina por los últimos 40 años. Él se tomó el Consulado de Nicaragua en San Francisco dos veces, en protesta contra el apoyo estadounidense a los Contras. Somoza todavía no había sido derrocado por los Sandinistas.

Él recordó al auditorio que como en Bolivia, donde el país no recibía nada de su comercio de gas, las compañías en Venezuela hacían el dinero pero la gente no ganaba nada.

“Queremos tener una compañía mixta, y si queremos tener el poder, tenemos que darle poder al pobre en un modo que esto refleje la democracia también – democracia representativa”, Álvarez explicó.

“Respetamos el sistema de este país pero no entiendo como esta democracia no permite que alguien corra para un puesto público a menos que tenga 1 millón de dólares”, dijo, mientras respondía a preguntas escritas. “

Si vamos a hablar de democracia, vamos a hablar de la democracia, dijo, y criticó el hecho que el territorio de los Estados Unidos es el 33 por ciento del continente americano, mientras éste consume el 71 por ciento de la energía.

“Esto requeriría una capacidad de energía de seis planetas para satisfacer su consumo de petróleo,” dijo.

La energía nos junta para hablar de paz y desarrollo. Venezuela, dijo, es el segundo socio comercial más grande de los Estados Unidos, culpando parcialmente a los Estados Unidos de la crisis energética actual por no haber construido refinerías en 30 años.

Agregó que en Venezuela no se quiere usar el petróleo para ganancias, sino también para el desarrollo social. Y para contestar a la crítica de la nacionalización de la industria de energía, dijo que a diferencia de Venezuela, otros países no permiten la participación privada en su industria petrolera, Arabia Saudita y México.

Él dijo que con las compañías estadounidenses no fue ningún problema, ya que ellos quisieron vender, y compramos, dijo, añadiendo que la nacionalización no siempre era un buen negocio.

“Los esfuerzos de Chávez para obtener una mayor parte de sus ingresos en aumento del aceite para los pobres son enmarcados por el New York Times como una especie “de timo populista”, dijo Randy Shao, de Beyond.com, un diario alternativo en línea.

“Un presidente que ha ganado elecciones más honestas y justas que George W. Bush es juzgado como “un hombre fuerte,” mientras su prevención de que compañías extranjeras cosechen ganancias enormes de los recursos naturales de Venezuela es descrita como algo parecido al comunismo de estilo soviético (raramente sacan artículos sobre el robusto sector privado de Venezuela),” dijo Shao.

En cuanto a la libertad de prensa y el asunto más reciente de no renovar la licencia de una cadena de T.V. de 53 años de antigüedad, el embajador dijo que de los únicos canales de T.V. en el país, sólo uno está siendo girado a T.V público. PBS.

El 27 de mayo el gobieno de Venezuela negó la renovación de la licencia para operar a RCTV’s para permitir la salida de la estación estatal TVes.

 

Cuestionando la democracia en los Estados Unidos, en Venezuela, agregó, existe lo que se llama el referendo, que permite que se le pregunte al pueblo si quieren que Chávez se quede o se vaya. “Aquí éso no existe”, dijo.