Tuesday - Sep 18, 2018

Delegado del grupo Bilderberg habla públicamente


Miembros del grupo de elite se están dando cuenta que ya no pueden ocultarse, debido a una mayor exposición de la organización

por Steve Watson

Un delegado del Grupo Bilderberg, que asistió a la reunión secreta de esta élite el fin de semana pasado habló públicamente sobre la organización, lo que muestra un cambio hacia una mayor transparencia, por la que han presionado los medios de comunicación alternativos y el activismo.

Sir Sherard Cowper-Coles, ex embajador británico en Afganistán, actualmente un alto ejecutivo de la compañía fabricante de armas, BAE Systems, habló hoy al Observer Watford.

Como era de esperar, Cowper-Coles se limitó a repetir el engaño de los medios tradicionales, de que Bilderberg no tiene influencia y no es más que una “tertulia”.

“Honestamente puedo decir que, después de haber estado en la reunión, todas las teorías de la conspiración están equivocadas”, dijo, y agregó: “Fue una discusión privada igual a las que llevan a cabo en los centros de conferencias de todo el mundo, todo el tiempo”.

“Supongo que una cosa que distingue a Bilderberg es que es de bastante alto nivel. Pero no entiendo exactamente por qué debería ser controversial”, dijo el ex diplomático.

El sábado por la tarde, cerca de 2.000 manifestantes se hacinaron en el área designada para la campaña en los terrenos del Hotel Grove en Hertforshire, Inglaterra.

“No se discutió sobre la protesta durante la reunión, pero todo el mundo sabía que estaba ahí y algunos fueron incluso a ver a los manifestantes”, señaló.

Infowars informó la semana pasada que un miembro anónimo de Bilderberger hablaría sobre el grupo públicamente, después de que una fuente cercana a la operación de seguridad de la confabulación dijera a nuestros periodistas que numerosos miembros del Grupo Bilderberg son agraviados por la obsesión de la organización con el secreto y quieren ver una mayor transparencia.

Sherard Cowper-Coles también defendió el secreto que rodea a la reunión, y señaló que “es la regla del grupo que todas estas personas de alto nivel sean capaces de intercambiar opiniones en privado, algo que no es diferente de muchas otras conferencias”.

“Me pareció una experiencia muy interesante y muy valiosa”, afirmó. “Fueron dos y días y medio de mucha discusión. Hablamos sobre el empleo y la situación económica mundial, el crecimiento, la política europea, África, Medio Oriente, datos, la investigación médica, el nacionalismo, el populismo, la educación en línea, la guerra cibernética, Estados Unidos y el mundo, Siria”, añadió Cowper-Coles.

Previsiblemente, Cowper-Coles también afirmó que cualquier persona que asiste a Bilderberg lo hace a título personal y no como representantes de ningún gobierno, organización o corporación.

Esas afirmaciones son contrarias a lo formulado en 2011 por la oficina del canciller británico George Osbourne, cuando asistentes informaron al diario londinense The Guardian que el jefe del Tesoro estaba allí en calidad oficial.

Osbourne estuvo nuevamente presente en la reunión de este año, junto a su homólogo de oposición, el parlamentario Ed Balls, y el primer ministro David Cameron.

El parlamentario laborista Michael Meacher, quien visitó a los manifestantes el fin de semana, hizo hoy honor a su promesa de cuestionar oficialmente a Osbourne sobre su asistencia a Bilderberg. Sin embargo, fue el parlamentario MP Kenneth Clarke, miembro del Comité Directivo Bilderberg quien respondió a la pregunta en la Cámara de los Comunes, descartando cualquier teoría de que el grupo influye en las políticas públicas, y afirmando que el grupo no está en deuda con el escrutinio público.

Clarke quedó en una posición de vulnerabilidad, sin embargo, cuando se observó que en su calidad de miembro de la junta de una “fundación” que financia las actividades del Grupo Bilderberg, está obligado a declarar sobre su papel como organizador de las reuniones secretas, con el fin de evitar posibles conflictos de interés. Clarke admitió que no realizó esto porque “olvidó” su participación en la fundación.

El diario Telegraph de Londres rápidamente publicó un reportaje sobre esta declaración de Clarke, pero fue retirado de su sitio web una hora después de ser publicado.

Hay muchos ejemplos Reporterpara ilustrar el hecho de que Bilderberg es más que una “tertulia”, sino un lugar donde se forma un consenso para la implementación de políticas tanto nacionales como geopolíticas.

Documentos leídos por la BBC y posteriormente divulgados por Wikileaks informaron que los miembros de Bilderberg estaban discutiendo la creación de la moneda única del euro casi 40 años antes de que fuera presentada oficialmente en el Tratado de Maastricht de 1992.

En 2002, cuando los funcionarios beligerantes de la administración Bush presionaban por una invasión a Irak, Bilderberg expresó su deseo de retrasarlo y el ataque sólo fue lanzado en marzo del año siguiente.

En 2006, los periodistas que consiguieron información filtrada desde Bilderberg predijeron que se le permitiría al mercado inmobiliario de EE.UU. elevarse antes de que la burbuja reventara cruelmente, que es exactamente lo que ocurrió.

En junio de 2008, nos enteramos de que Bilderberg estaba creando las condiciones para una calamidad financiera, que es lo que comenzó unos meses más tarde con el colapso de Lehman Brothers.

Bilderberg selecciona habitualmente candidatos presidenciales, así como candidatos a la vicepresidencia y primeros ministros.

A pesar de la expectativa generalizada de que el ex primer ministro británico Tony Blair sería elegido el primer presidente de la Unión Europea, el ex Primer Ministro de Bélgica, Herman Van Rompuy, fue escogido para el cargo apenas unos días después de que asistiera a una cena del grupo Bilderberg.

Bill Clinton y Tony Blair fueron preparados por la organización secreta en la década de 1990 antes de saltar a la fama.

El candidato a la vicepresidencia de Barack Obama, Joe Biden fue seleccionado por la luminaria de Bilderberg, James A. Johnson, y en 2004, el candidato a la vicepresidencia de John Kerry, John Edwards también fue ungido por el grupo después de dar un discurso en la conferencia de 2004.

A pesar de que los medios tradicionales constantemente le restan valor a la influencia del grupo sobre los asuntos de relevancia mundial, en una entrevista radial el ex Secretario General de la OTAN en 2010 y miembro de Bilderberg, Willy Claes admitió que los asistentes de Bilderberg están obligados a aplicar las decisiones que se formulan durante la conferencia anual de quienes ostentan el poder.

Aunque los temas de la agenda se suelen dar a conocer en el transcurso de la reunión de Bilderberg, ya sabemos que el grupo tendrá influencia para escoger al compañero de fórmula de Mitt Romney en la elección presidencial de EE.UU. El senador de Florida Marco Rubio es el favorito, quien recientemente hizo un llamado a EE.UU. para atacar a Siria e Irán durante un discurso Institución Brookings.

El secreto de Bilderberg está saliendo a la luz. Gracias al esfuerzo sostenido de periodistas y activistas de los medios alternativos, la gran cobertura mediática de la reunión de 2013 representa un avance sin precedentes. (por Infowars.com).