Tuesday - Oct 23, 2018

Cuatro alimentos que en realmente merecen el título de ‘superalimentos


Moringa oleífera_health

by Michael Ravensthorpe

 

Seamos sinceros: la palabra “superalimento” ha sido sobreutilizada.  Este título, originalmente dirigido a alimentos cuyo valor nutricional excede considerablemente el promedio de la fruta o la verdura , en la actualidad parece  asociarse a casi todos los alimentos naturales. Las principales revistas de salud son particularmente culpables de este abuso, y a menudo prefieren usar el término supercomida como un término de mercadeo que como una declaración objetiva de valor nutritivo.

Dicho esto, hay un pequeño número de alimentos que en verdad merecen el título de superalimentos. Éstos tienden a ser alimentos exóticos difíciles de encontrar en el hogar occidental promedio, pero que son empacados junto con muchos otros ingredientes naturales, nutrientes biodisponibles que superan con creces a la mayoría de los suplementos vitamínicos. Este artículo cita a los cuatro mejores.

Moringa oleífera

Podría decirse que el rey de los superalimentos es la Moringa oleífera, un árbol himalayo de rápido crecimiento cuyas hojas están anegadas de muchos beneficios que han llevado a los investigadores a llamarlo “el árbol milagroso” y “el árbol de la inmortalidad”. El árbol de la Moringa contiene alrededor de 90 tipos diferentes de nutrientes en altas cantidades, incluyendo siete veces la vitamina C de la naranja, cuatro veces la vitamina A de la zanahoria, cuatro veces el calcio de la leche y tres veces el potasio de los plátanos. Asimismo, las hojas son una fuente completa de proteína, ya que contienen los ocho aminoácidos esenciales. Dados estos valores nutritivos, no es de sorprender que la investigación ha asociado a  la Moringa con el tratamiento de la diabetes, trastornos antinflamatorios, cáncer y mucho más.

El polvo de Moringa es fácil de conseguir en línea, y constituye un excelente suplemento natural vitamínico y mineral. Quizá le gustaría también probar el aceite Ben, un aceite de gusto dulce  elaborado con las vainas del árbol que es rico en antioxidantes que atacan enfermedades.

Pasto de trigo  

El Pasto de trigo es un alimento libre de gluten preparado con los brotes tiernos de la planta del trigo. Fue popularizado en los años treinta por el químico norteamericano Charles L. Schnabel, quien afirmó que 15 libras de pasto de trigo equivalen, en valor nutricional, a 350 libras de verduras regulares de hortaliza. Si bien hoy se considera exagerada esta afirmación, lo cierto es que el pasto de trigo es uno de los alimentos de mayor densidad nutricional reconocidos por la ciencia.

Según un análisis de espectro, tan sólo 4 gramos de polvo de pasto de trigo nos brinda 1,600 por ciento de nuestra ración diaria recomendada (RDA) de vitamina E, 7,000 por ciento de magnesio, 15,293 por ciento de riboflavina, 413 por ciento de zinc y otras sorprendentes concentraciones similares de otros nutrientes. Asimismo, es una de las fuentes más finas de clorofila y un poderoso constructor y purificador de sangre. Esto lo vuelve un potente desintoxicador y un magnífico suplemento nutricional.

Chlorella y spirulina

Chlorella y spirulina son dos algas unicelulares que crecen en las zonas más soleadas de los cuerpos de agua dulce. Si bien cada una de ellas puede ser considerada un superalimento individualmente,  se vuelven algo en verdad especial si se consumen juntas.  Esto se debe a que más que un perfil idéntico, Chlorella y spirulina tienen un perfil complementario. Por ejemplo, Chlorella contiene más clorofila y hierro que la spirulina. Además, Chlorella es mejor para quelatear metales pesados del cuerpo que la spirulina y para reparar el daño celular debido a su factor de crecimiento. Por su parte, la spirulina contiene más proteína, ácido gamma-linoleico (grasa benéfica que es esencial para el funcionamiento del cerebro) y la phycocyanina anticancerígena que la Chlorella. Por consiguiente, el consumo de estos dos alimentos proporciona a nuestro cuerpo una ingestión balancada de nutrientes superior al promedio de las frutas y verduras.