Friday - Sep 21, 2018

Conductores de Uber y taxis chocan en Mazatlán


Taxi drivers take part in a protest against the private taxi company Uber for alleged unfair competition, in Mexico City on May 25, 2015. Thousands of taxi drivers protested across the Mexican capital to demand the government to take action against Uber, while the company retaliates by offering free transport in the city.   AFP PHOTO / Yuri CORTEZYURI CORTEZ/AFP/Getty Images

La llegada de Uber a la ciudad no ha sido bien recibida por los taxistas

Copilado por México News Daily

Los temores ardieron en Mazatlán, Sinaloa, esta semana, donde hubo al menos tres enfrentamientos entre los conductores del servicio de alquiler de autos Uber y los operadores de taxis.

Los dos llegaron a golpes en varios lugares fuera de los hoteles en la Zona Dorada zona de la ciudad donde los rivales están compitiendo por el comercio turístico. Las autoridades se apoderaron de seis taxis y ocho autos Uber en un esfuerzo por sofocar la violencia.

Uber comenzó a operar en Mazatlán, Los Mochis y Culiacán el pasado mes de octubre, pero los taxistas, como en otras partes de México, no estaban contentos.

Según el subdirector de tráfico y transporte del estado, Jorge Castro Zamudio, Uber no puede prestar legalmente sus servicios en Sinaloa porque las únicas dos organizaciones autorizadas y autorizadas para hacerlo son la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).

Dijo que las multas se han impuesto a los conductores de Uber como resultado: de 1.500 pesos para los infractores por primera vez a 35.000 pesos para los reincidentes.

Los taxistas están insatisfechos, explicó Castro, porque están en desventaja: “Ellos tienen que pagar por una licencia especial, placas de matrícula, una tarjeta de identificación que certifica su entrenamiento y seguro. Los conductores Uber sólo tienen que pagar sus cuotas de afiliación”.

Mazatlán, una ciudad de más de 500.000 habitantes, tiene 1.490 taxis licenciados, incluyendo 500 pulmonías, vehículos pequeños y abiertos.

La ciudad turística también tiene 11.900 habitaciones de hotel, por lo que la cifra hoteleros hay suficiente clientela para ambos sistemas de transporte.

Pero no habrá turistas si continúa la violencia entre los dos, advirtió un miembro de la Asociación de Hoteles y Servicios Turísticos de Mazatlán.

“Efectos en el transporte. . . En la que los turistas han sido involuntariamente involucrados, tienen que cesar“, dijo José Gámez Valle.

Dijo que las multas se han impuesto a los conductores de Uber como resultado: de 1.500 pesos para los infractores por primera vez a 35,000 pesos para los reincidentes.

Los taxistas están insatisfechos, explicó Castro, porque están en desventaja: “Ellos tienen que pagar por una licencia especial, placas de matrícula, una tarjeta de identificación que certifica su entrenamiento y seguro. Los conductores Uber sólo tienen que pagar sus cuotas de afiliación”.

Mazatlán, una ciudad de más de 500,000 habitantes, tiene 1,490 taxis licenciados, incluyendo 500 pulmonías, vehículos pequeños y abiertos.

La ciudad turística también tiene 11,900 habitaciones de hotel, por lo que la cifra hoteleros hay suficiente clientela para ambos sistemas de transporte.

Pero no habrá turistas si continúa la violencia entre los dos, advirtió un miembro de la Asociación de Hoteles y Servicios Turísticos de Mazatlán.

“Efectos en el transporte. . . En la que los turistas han sido involuntariamente involucrados, tienen que cesar”, dijo José Gámez Valle.

Gonzalo Gómez Flores, secretario de Gobernación de Sinaloa, dijo que el estado está abierto a la modernización del transporte, pero advirtió que los derechos de los taxistas deben ser protegidos de acuerdo con las leyes aplicables.

El Secretario de Tránsito y Transportes, Guillermo Damián Haro Millán, coincidió con Gómez, diciendo que las actuales regulaciones deben ser analizadas y estudiadas para permitir que Uber opere en el estado.

Pero también advirtió que cualquier nueva violencia será enfrentada por una mano firme contra todos los delincuentes.

Un diputado de la oposición afirma que Uber está operando dentro de la ley en Sinaloa, y que la legislación estatal de transporte de 30 años está obsoleta y requiere reforma.

El legislador del Partido Acción Nacional, Roberto Cruz Castro, dijo que Uber genera cerca de 12,000 empleos en el estado y ofrece beneficios a los usuarios que incluyen mejor servicio, más comodidad y tarifas reducidas. Él acusó que Sinaloa es el único estado en México que no ha reformado su legislación de transporte.

Uber tiene presencia en 20 de los 32 estados de México, pero sólo en cinco se ha reglamentado y regulado su servicio: Ciudad de México, Estado de México, Puebla, San Luis Potosí y Jalisco.

Esta falta de regulación ha provocado conflictos violentos entre Uber y los servicios de taxi establecidos en por lo menos 11 estados, y al menos dos socios Uber han sido asesinados.

Uber interrumpió su entrada en Gómez Palacio, Durango, después de ser amenazado por organizaciones de taxis y autoridades municipales por igual. En Yucatán, las autoridades han incautado unos 550 vehículos afiliados a Uber, que la ley estatal considera taxis piratas.

Fuente: El Universal, Línea Directa (sp)

En otras noticias en México:

Otro conflicto de tierras se vuelve feo en Oaxaca

Emboscada mata a cinco personas en una región donde las comunidades están involucradas en conflictos de 40 años

Ha habido derramamiento de sangre en otro conflicto territorial de décadas de duración entre las comunidades de Oaxaca, situación agravada por la supuesta intrusión de organizaciones de narcotraficantes.

Cinco personas murieron y ocho resultaron heridas cuando fueron emboscadas la semana pasada por una banda de 40 individuos fuertemente armados, supuestamente de Santiago Lachivía, que dispararon contra antiguos enemigos de San Pedro Mártir Quiechapa.

Las dos comunidades, ubicadas en la sierra sur del estado, se han visto envueltas en una disputa sobre unas 2,700 hectáreas de tierras boscosas durante más de 40 años.

El tiroteo unilateral del sábado pasado fue desencadenado por una discusión sobre los derechos a un agujero de agua y dejó a cinco hombres de Quiechapa muertos, entre ellos José Barriga, de 65 años, propietario comunitario y dos menores: Adalberto Montes Aquino de 17 y Alexander Montes Aguilar, de 16 años, que tenía planes de convertirse en sacerdote.

Tres de los heridos estaban en estado grave y tuvieron que ser trasladados a la cercana ciudad de Miahuatlán y más tarde a la ciudad de Oaxaca.

Pasaron varias horas antes de que llegaran policías y soldados a Quiechapa, según un informe de NVI Noticias.

Los padres de las dos jóvenes víctimas, junto con un grupo de ciudadanos y funcionarios municipales de Quiechapa, han denunciado su asesinato y viajado a la ciudad de Oaxaca para manifestarse el miércoles en el zócalo de la ciudad.

También protestaron por la escasa atención prestada al nuevo conflicto por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa y exigieron una mayor seguridad, acusando a los 12 policías y militares desplegados en la ciudad y equipados con sólo dos coches de patrulla. Suficiente para garantizar su seguridad.

El alcalde de Quiechapa afirmó que el tráfico de drogas es ahora parte del conflicto territorial: “[el pueblo de Lachivía] crece muchas drogas. Llevaban armas pesadas y nos emboscaron”, dijo Luis Juárez Pérez.

Solicitó la intervención de fuerzas federales en la creencia de que sus vecinos están protegiendo las plantaciones de opio y marihuana, y que con sus últimas acciones armadas pretenden controlar más territorio, explotar los bosques para obtener madera y aumentar la producción de drogas.

El alcalde lamentó que a pesar del compromiso de la consejera del gobernador, María del Carmen Ricárdez Vela, de ayudar a resolver el conflicto territorial, no se han tomado medidas.

Juárez dijo que la única ayuda que recibieron fue el transporte de los heridos a un hospital de la capital del estado.