Tuesday - Jun 25, 2019

Caravana hondureña, ahora con 3,000 efectivos, se dirige al norte luego de cruzar hacia México


caravan-2_Frontpg

Agentes de inmigración proporcionan ayuda humanitaria pero no visas

por Mexico News Daily

La caravana de inmigrantes que salieron de San Pedro Sula, Honduras, el martes cruzó a México esta mañana, el doble del número que dejó.

Unas 3,000 personas cruzaron el Río Suchiate en el puente internacional Rodolfo Robles entre Tecún Umán, Guatemala, y Ciudad Hidalgo, Chiapas, donde los agentes de inmigración no intentaron detenerlos dado el tamaño de la caravana.

En cambio, proporcionaron refugios temporales y ayuda humanitaria.

Los primeros en cruzar fueron 350 personas que llegaron aproximadamente a las 3:30 am y rompieron una barrera en el cruce fronterizo.

El Instituto Nacional de Inmigración (INM) describió su comportamiento como agresivo y hostil.

La jefa del INM, Tonatiuh Guillén, dijo que las últimas llegadas complican aún más la situación en el sur del país porque ya hay unos 4,000 migrantes en Chiapas procedentes de América Central, el Caribe, Asia y África.

También dijo que era preocupante que a los migrantes los alienten la desinformación y la manipulación que está provocando un aumento en el número de familias. Dijo que era irresponsable exponer a los niños a condiciones tan precarias.

Guillén dijo que no se emitirán visas para permitir el paso legal de los migrantes a la frontera de Estados Unidos, una práctica que se implementó temporalmente en enero.

Fuente: Notimex (sp), Milenio (sp), El Universal (sp).

Cientos de niños entre los migrantes que esperan en Chiapas
Y más están llegando cuando una nueva caravana se dirige al norte de Honduras

Más de 700 niños y adolescentes se encuentran entre una gran cantidad de migrantes que esperan presentar solicitudes de visa ante el Instituto Nacional de Inmigración (INM) en Chiapas, y aún hay más en camino desde Honduras.

Los menores han estado varados en Tapachula y Mapastepec durante más de dos meses, según un informe de la agencia de noticias EFE.

Los migrantes centroamericanos, haitianos, cubanos y africanos están buscando visas de tránsito que les permitan viajar legalmente a través de México hacia la frontera norte, donde planean solicitar asilo en los Estados Unidos.

Muchos de los menores han estado acampando con sus familias fuera de la oficina de inmigración en Tapachula, donde un migrante cubano se “crucificó” a sí mismo el domingo para protestar por deportaciones arbitrarias y exigir un paso seguro para los migrantes.

A principios de este año, el INM emitió rápidamente más de 10,000 visas humanitarias que permiten a los mi-Grant trabajar en México por un año y acceder a los servicios (o viajar libremente a la frontera norte), pero oleadas de llegadas más recientes han enfrentado largas esperas para obtener visas. Ser procesados ​​o incluso para defender su caso ante las autoridades de inmigración.

La secretaria del Interior, Olga Sánchez, dijo a fines del mes pasado que el gobierno ya no solicitaría visas humanitarias a largo plazo, aunque el INM implementó una medida de emergencia en Ta-pachula el 1 de abril para emitir un número limitado, dando prioridad a mujeres y niños. y mayores de 65 años.

Sin embargo, la situación de la mayoría de los menores sigue siendo incierta, y su impaciencia y temor están aumentando.

Los niños y adolescentes solo tienen acceso limitado a alimentos, servicios médicos y educación, dijo EFE, y como es el caso de los migrantes adultos, son vulnerables a la deportación, el abuso físico y sexual y el tráfico de personas, mientras esperan ser atendidos por El personal del INM y durante su viaje por México.

Algunos de los menores sufren problemas médicos, como malnutrición, insomnio y deshidratación, y las altas temperaturas y la lluvia en Tapachula han dificultado aún más su situación.
Mientras tanto, otra caravana de aproximadamente 1,000 migrantes salió de San Pedro Sula, Honduras, el martes por la noche hacia los Estados Unidos. San Pedro es el lugar donde se originaron las primeras caravanas de migrantes el pasado octubre.

Lo último, que incluye a muchas familias, fue coordinado a través de las redes sociales.

La última caravana de migrantes salió de San Pedro Sula anoche. afp

“Estamos jodidos con este gobierno, no hay trabajo”, dijo uno de los hondureños a la agencia de noticias Agence France Presse.

Otro dijo que se dirigía hacia el norte por segunda vez. La joven de 18 años había sido atrapada en Houston, Texas, y enviada a casa. “No puedes vivir aquí”, explicando que una pandilla había tratado de obligarlo a unirse.

Según un informe, cientos de migrantes ingresan ilegalmente a México todos los días. En Honduras, los servicios de transporte se mantienen ocupados con el tráfico, con seis autobuses llenos cada noche desde San Pedro hasta la frontera con Guatemala y con 30-50 pasajeros, dijo un agente de boletos.

Huyendo de la pobreza y la violencia en sus países de origen, decenas de miles de migrantes han ingresado a México en los últimos meses, muchos de los cuales llegaron como parte de varias grandes caravanas que se originaron en América Central.

La mayoría optó por viajar a las ciudades de la frontera norte para buscar asilo en los Estados Unidos, provocando la ira del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien ha amenazado con cerrar la frontera si México no hace más para detener los flujos migratorios.

Fuente: EFE (sp), El País (sp).