Monday - Sep 24, 2018

Así se crean empleos en los Estados Unidos – Part 2


por Marvin Ramirez

Marvin J. RamirezMarvin Ramirez

NOTA DEL EDITOR: El siguiente artículo de Devvy Kidd es muy alarmante al mostrarnos hacia dónde se dirige nuestro país y se muestra a China destruyendo a EE.UU.

Los norteamericanos, incluyendo a los latinos, afro-norteamericanos, asiático-norteamericanos, europeo-norteamericanos, etc. tienen mucho que perder. La gente viene a este país en búsqueda de libertad y oportunidades para ser parte del sueño norteamericano, el derecho a tener una educación, ser dueños de un lugar que puedan llamar hogar, tener un empleo y ser felices. Pero todo eso parece estar desapareciendo, en parte porque tenemos un gobierno que no sirve los intereses de su propio pueblo, sino el de las corporaciones extranjeras. Sin embargo, usted, lector, juzgue por sí mismo. Debido a su extensión, el artículo será publicado en varias partes. PARTE 2.

Así se crean empleos en Estados Unidos

por Devvy Kidd truther

“La medida de la riqueza de un país está indicada por la medida de protección de su industria. La medida de la pobreza de un país está marcada por el grado en que se deja de lado y se abandona el cuidado de su propia industria, dejándola expuesta a la acción de las potencias extranjeras”. Congresista Henry Clay, 1824 Lo que decenas de millones de norteamericanos no entienden pero deberían entender son los déficit comerciales Más de 2,7 millones de empleos perdidos desde 2001 hasta 2011, debido a un déficit comercial de EE.UU. con China comunista. Todos los estados de la Unión fueron afectados. Empleos de Manufactura: 2,1 millones, cerca del 80 por ciento con las industrias de servicios que también fueron recortadas.

De Todd Lipscomb, Fundador de MadeinUSAForever.com:

“Nuestro país está arqueándose hacia el declive en varios frentes relacionados con déficits. Un gran gasto deficitario del gobierno que afecta la impresión de dinero o pide prestado en el extranjero no puede ser sostenido. Sin embargo, así de clave es la fuga que nuestro déficit comercial pone en la economía. Ambas están más entrelazadas de lo que muchos creen. En pocas palabras, mientras menos hagamos en nuestro país, más tiene el gobierno que pedir prestado para tratar de sostener el gasto. El déficit del comercio conduce a la insolvencia nacional.

“Sin embargo, lo contrario también es verdad: cuanto más hacemos en nuestra nación, menos tiene el gobierno que pedir prestado. Cuando compramos más que nuestra gente, los ponemos a trabajar sin que el gobierno tenga que gastar en un plan de estímulo. Esas personas se bajan del bienestar (menos los gastos del gobierno), comienzan a pagar impuestos (reducción del déficit público) y pueden al menos tener una oportunidad de lo que se supone que significa ser estadounidense.

“Incluso una pequeña medida podría hacer una gran diferencia. Si, por ejemplo, el 10 por ciento de nuestra población se cambiara a hacer una o dos compras al mes de cosas hechas en EE.UU., ¡crearía cientos de miles de puestos de trabajo! Sin embargo, si lo llevamos al siguiente nivel, ¡realmente curaríamos este gran país y detendríamos su caída!”

Todd también escribió esta absoluta verdad hace dos meses: la deuda federal y el déficit comercial están interconectados

“A medida que la batalla sobre el déficit presupuestario del Washington se enciende de nuevo, cabe señalar que incluso una solución parcial al déficit comercial sería una gran fuente de ingresos públicos sin aumentar los impuestos. En la actualidad, los miles de millones de dólares que salen de nuestra economía diaria no sólo significan un menor número de puestos de trabajo en las fábricas de Estados Unidos y de sus proveedores, sino también ingresos fiscales mucho menores que son recaudados en cada nivel de gobierno.

“Por ejemplo, si una fábrica que emplea a 10.000 estadounidenses se traslada a Asia, no sólo está dejando a estadounidenses sin trabajo. También estamos perdiendo todos los impuestos que pagan esos empleados, que los trabajadores de sus proveedores hubieran pagado y así sucesivamente. No sólo desaparece esa red de actividad económica, ¡sino también los ingresos fiscales que se recolectan!

“Por lo tanto, mientras más cosas se fabriquen en EE.UU., el gobierno recauda más ingresos tributarios. De hecho, la correlación entre el aumento del déficit presupuestario (excluidas las transferencias de la Seguridad Social) y el déficit comercial desde 1970 es muy ajustado. No sólo votamos por EE.UU. cuando compramos cosas hechas en EE.UU., ¡sino que sumamos ingresos fiscales para el gobierno sin aumentar los impuestos!”

El impostor en la Casa Blanca está presionando como el diablo para finalmente destruir este país a través de un tratado comercial muy reservado. No nos equivoquemos: el sucio Harry Reid y los otros traidores en el Senado de EE.UU. y probablemente John Boehner que ha dado a Barry Soetoro alias Obama todo lo que ha querido en los tratados comerciales de los últimos años vendiendo sus votantes en Ohio, así como el resto de EE.UU., estará encantado de entregarle a ese marxista lo que quiere:

El Súper Tratado Secreto de Obama que impulsará la desindustrialización de EE.UU. a toda marcha, el Trans-Pacific Partnership. Es tan secreto que la mayoría de los miembros del Congreso fuera de la ley ni siquiera pueden ver el lenguaje.

“¿Sabía que Barack Obama ha estado negociando en secreto el acuerdo comercial más importante desde la creación de la Organización Mundial del Comercio? ¿Sabía usted que este acuerdo va a imponer reglas muy estrictas de derechos de autor en internet, leyes que prohíben lo “hecho en EE.UU.”, va a dar a los bancos de Wall Street mucha más libertad de comercio derivados de riesgo y forzaría aun más la fabricación doméstica en el extranjero? Si usted no ha oído hablar de este tratado, no se sienta mal. Obama se ha negado incluso a dar al Congreso una copia del proyecto de acuerdo y ha prohibido los miembros del Congreso de asistir a las negociaciones. El plan es mantener este tratado en secreto hasta el último minuto y luego llevarlo al Congreso y tenerlo convertido en ley en octubre”.

Lo único que detuvo al Camarada Obama es la catástrofe masiva llamada Obamacare. La Cámara de EE.UU. estará en su distrito del 22 de noviembre al 2 de diciembre y del 14 de diciembre al 31 de diciembre. Probablemente el Senado habrá desaparecido los mismos días. No sólo derribe la casa sobre Obamacare, sino diga que él / ella no van a sobrevivir a su primaria el próximo año si votan por el Trans-Pacific Partnership. Toda la cámara va para reelección, pero sólo 1/3 del sucio senado, por lo que comprobar para ver si su senador es de Clase II – ellos son los que deben tratarse.

Déjenme recordarle a los norteamericanos menores de 40 años:

Aviso a página complete del NY Times, 15 de abril de 1994: 1944. Bretton Woods: El FMI y el Banco Mundial. 1945. San Francisco: Naciones Unidas. 1994, Marrakech: Organización Mundial de Comercio. La historia sabe dónde va. El acta final de la Ronda de Uruguay….a la OMC, el tercer pilar del Nuevo Orden Mundial, junto con la ONU y el FMI.” Henry Kissinger, un traidor de verdad, quien fue juzgado, y un agente soviético recientemente dijeron cuando se les preguntó sobre el papel más importante que el marxista Obama puede desempeñar en el Medio Oriente: “Obama puede dar un nuevo ímpetu a la política exterior norteamericana….su misión es llevar la delantera para crear un nuevo mundo”.