Thursday - Jul 09, 2020

Trump busca hacer permanentes sus cambios al sistema migratorio


por los servicios de cable El Reportero

 

La política migratoria de tolerancia cero de Donald Trump cambió el escenario construido desde el gobierno de Ronald Reagan. En 1986, se promulgó la Immigration Reforma and Control Act, una amnistía que permitió la regularización de al menos 3 millones de indocumentados que vivían en el país.

El plan era poner fin a la migración indocumentada. En los siguientes 25 años; el número de extranjeros no autorizados pasó de 1.9 millones que quedaron después de la amnistía a 12 millones al término del gobierno de Barack Obama. Este último deportó a más de 2.5 millones de personas sin papeles en sus mandatos.

Además, Trump se estrenó en el cargo con la promulgación de dos órdenes ejecutivas migratorias, una sobre las ciudades santuario y otra sobre la construcción del muro en la frontera con México.

Los decretos respondieron a sus promesas de campaña, al despertar y uso de la Sección 212 (f). Esta es una parte de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) para modificar la interpretación de reglamentos redactados por el Congreso con un propósito distinto al existente.

En la noche del miércoles, los secretarios de Justicia (DOJ) y Seguridad Nacional (DHS) dieron a conocer una nueva regla de asilo que se publicará la próxima semana en el Registro Federal.

Más cambios de Trump al sistema migratorio

También hay detalles de una nueva orden ejecutiva migratoria dirigida a limitar programas de visas H-1B y L-1 para trabajadores profesionales extranjeros.

Los cambios realizados por Trump a la INA en lo que va de su mandato se apoyaron en la sección que faculta al presidente a suspender la entrada de extranjeros.

 

Bancos de sangre mexicanos en crisis, sin donantes para pacientes con Covid-19

La pandemia de Covid-19 deja a los bancos de sangre en México sin donantes y sin reservas, admitió hoy Jorge Enrique Trejo, director del Centro Nacional de Transfusión de Sangre.

El funcionario reveló a la prensa que en abril y mayo el flujo de donantes se redujo entre 63 y 85 por ciento en comparación con los mismos meses de 2019. El confinamiento y el miedo a contratar Covid-19 en los hospitales mantienen a los donantes alejados, dijo.

En el marco del Día Mundial del Donante de Sangre, el impacto de la disminución alcanza el 92 y el 88 por ciento en los hospitales Juárez y General de México, respectivamente, dio como ejemplo.

Trejo explicó que esta caída tiene una mayor proyección en los bancos de sangre encontrados en los hospitales que brindan atención a la pandemia de Covid-19.

En la Cruz Roja, dijo, la caída de las donaciones altruistas es del 45 por ciento, dijo Marisa Martínez, directora del Banco de Sangre de la institución, que tiene protocolos de higiene para que las personas puedan contribuir sin temor.

Si se ha mantenido el suministro, es porque su uso se ha optimizado gracias a la reducción de las cirugías programadas a las que se destinó el 60 por ciento.

Mantener las existencias de componentes sanguíneos después de la caída en la donación, que se registró durante la pandemia debido al temor de los donantes a ir a los hospitales, es un gran desafío, dijo.

La oferta está disminuyendo en todos los bancos de sangre. Hay lugares donde esta caída tiene una mayor proyección, por ejemplo, en los bancos que están contenidos en un hospital que está cuidando a Covid-19, hay una caída más sustancial de los donantes.

Muchos donantes dicen que tienen miedo de contraer la enfermedad al ir a un hospital que presta tanta atención a Covid-19, dijo Trejo.

Según los informes mensuales enviados al Centro Nacional de Transfusión de Sangre por los bancos de sangre del país, en abril de 2020 registró una colección de 52,677 donaciones efectivas totales y para mayo de 32,855 unidades, cuando el año pasado había 144 mil.

Deja un comentario