Monday - Aug 03, 2020

Película chilena que relata genocidio selknam llegará a festivales en CDMX y Francia


by the El Reportero‘s news service

 

El largometraje Blanco en blanco, del cineasta Theo Court, que tuvo su estreno el pasado septiembre en el Festival de Venecia, continúa conquistando pantallas alrededor del mundo. Esta vez se apresta a ser estrenado en México y a ampliar su circuito en Europa.

La película protagonizada por Alfredo Castro aterrizará este jueves 5 de marzo en el prestigioso Festival Internacional de Cine UNAM (FICUNAM), donde será exhibida por primera vez a público latinoamericano en la categoría Competencia Internacional; posteriormente, tomará rumbo al reconocido Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse, en el sur de Francia, que comenzará el próximo 20 de marzo.

“Blanco en blanco” es una coproducción internacional entre Quijote Films (Chile), El Viaje Films (España), y Pomme Hurlante Films (Francia). Está ambientada en los comienzos del siglo XX en Tierra del Fuego y se filmó tanto en la Patagonia chilena como en la isla de Lanzarote, en España.

Giancarlo Nasi, productor de la cinta comenta que “Toulouse es el lugar perfecto para el estreno francés, ya que tradicionalmente es un festival de resistencia y compromiso férreo con las diversas y plurales luchas que se dan en América latina”. Respecto a Ficunam, el productor señala que “se ha caracterizado durante años por traer a México un cine radical, fuerte, diferente, y atrevido. Y por esas mismas razones, creemos que es el lugar perfecto para estrenar ‘Blanco en Blanco’ en México”.

En palabras del realizador Theo Court, la película “busca retratar el destino de una sociedad forjada sobre la muerte, una historia sobre la culpa invisible en la que participamos a diario. Una carga que lleva nuestro protagonista en una tierra virgen marcada por el horror del genocidio”.

 

El cineasta Francesco Taboada lanza preestreno de ‘El Doctor’ en Cuernavaca

El miércoles 11 de marzo se proyectará en la prestigiosa sala Manuel M. Ponce del Jardín Borda en Cuernavaca el cortometraje en preestreno El Doctor.

Con un guion basado en el testimonio de Anita Zapata, hija del Caudillo del Sur y protagonista de esta historia, esta obra de ficción relata los retos del joven doctor Gustavo Baz para salvar a la hija del general Emiliano Zapata.

“Este corto es también un homenaje a la herbolaria mexicana y al corrido suriano tocado con bajo quinto y cantado en lengua náhuatl,” menciona el director Francesco Taboada, director  y autor del film Los Últimos Zapatistas.

«Es un adelanto del largometraje de ficción que estrenaremos a finales de 2020 a nivel nacional, resultado de una importante investigación basada en la memoria oral sobre las historias místicas campesinas en vísperas del levantamiento zapatista a principios del siglo pasado. La lengua náhuatl se escucha en la obra pues estoy convencido que el cine mexicano debe escucharse también en las lenguas originarias,” continua el director.

Inédito, este cortometraje se presentó en la Galería Rubicó en Paris dentro del marco de la expo Zapata el Disruptor en septiembre de 2019.

 

Autoridades mexicanas devuelven escultura yoruba a Nigeria

Las autoridades aduaneras incautaron una escultura de bronce de Yoruba en el aeropuerto de la Ciudad de México que debía entregarse por correo, y fue devuelta a Nigeria, el país de origen.

El subsecretario de Asuntos Exteriores de México, Julian Ventura, entregó la pieza al embajador nigeriano en México, Aminu Iyawa, y destacó que su detección y autenticación inmediatas, y los esfuerzos diplomáticos permitieron que la escultura regresara a la República Federal de Nigeria.

La pieza, de la ciudad yoruba de Ife, cuya fundación se remonta al primer milenio de nuestra era, fue entregada en una ceremonia celebrada en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

El subsecretario Julián Ventura dijo que México y Nigeria son naciones multiétnicas y multilingües, por lo tanto, están comprometidos con la lucha contra el robo, el robo y el saqueo de bienes culturales.

Por otro lado, Aminu Iyawa dijo que el regreso de esta pieza a su pueblo, más allá de un gesto de amistad, es una acción que se une al llamado global para devolver el legado patrimonial que una vez fue saqueado a sus países de origen, muchos de ellos con un pasado colonialista como Nigeria y México.