Thursday - Sep 24, 2020

5 razones por las que los huevos son uno de los alimentos más saludables del planeta (recetas incluidas)


por Joanne Washburn

 

Los huevos son un desayuno estándar mucho más saludable que otros alimentos básicos como panqueques y cereales. Pero a pesar de ser un superalimento nutritivo y de buena reputación, los huevos tienden a generar opiniones contradictorias de los entusiastas de la salud y el fitness debido a su alto contenido de colesterol.

Solo un huevo grande contiene la asombrosa cantidad de 372 miligramos (mg) de colesterol, una de las cantidades más altas entre la carne y los productos animales. No obstante, esto no ha impedido que los nutricionistas y dietistas recomienden el consumo de huevos como parte de una dieta equilibrada.

Beneficios para la salud de los huevos

Las listas de alimentos con alto contenido de colesterol suelen incluir huevos, por lo que no es de extrañar que algunas personas se mantengan alejadas de los huevos por miedo. La mayoría de los especialistas en salud, sin embargo, no comparten la misma aprensión. Comer huevos como parte de una dieta balanceada es algo razonable, dijo Jo Carson, profesora de nutrición en un centro académico de ciencias de la salud en Dallas.

De hecho, una investigación reciente encontró que el consumo regular de huevos durante al menos tres meses no aumenta los factores de riesgo de enfermedad cardíaca en prediabéticos y diabéticos. El secreto para comer huevos, por lo tanto, es realizar un seguimiento de la cantidad de colesterol en nuestras dietas, dijo Carson.

Los huevos también podrían considerarse menos peligrosos para las personas que, en primer lugar, no obtienen cantidades adecuadas de colesterol de sus dietas. Además, los huevos son una fuente mucho más saludable de proteína animal, colina, hierro, zinc y otros micronutrientes importantes que la carne roja.

Echemos un vistazo a algunos de los otros beneficios para la salud de los huevos:

Aumenta la salud del cerebro

La colina, un nutriente que se encuentra en los huevos, es crucial para mantener una salud cerebral óptima. A pesar de ser uno de los micronutrientes menos estudiados, se ha descubierto que la colina protege al cerebro de los efectos del envejecimiento prematuro.

Los huevos también contienen una cantidad modesta de ácido fólico, otro micronutriente esencial para la salud del cerebro. El azufre de los huevos aumenta la absorción de ambos nutrientes. Las deficiencias de colina y folato se encuentran a menudo en pacientes con demencia.

Regula el apetito

Una de las razones por las que los huevos son alimentos básicos tan populares para el desayuno tiene que ver con sus efectos sobre el apetito. Los estudios encontraron que tomar un desayuno con huevo puede ayudar a controlar el hambre durante 24 horas completas. También puede minimizar el deseo de tomar un segundo desayuno o tomar una segunda ración en el almuerzo.

Este efecto regulador del apetito también se puede observar en otras fuentes de proteína magra, como la carne magra y el pollo.

Protege contra defectos de nacimiento

La colina y el ácido fólico son excelentes para la salud del cerebro. Esto es aún más cierto para aquellos que todavía están en el útero. La investigación sugiere que una ingesta suficiente de colina es crucial durante el embarazo para apoyar el desarrollo del cerebro fetal.

Los estudios clínicos también han encontrado que la ingesta adecuada de colina durante el embarazo puede ayudar a impulsar el desarrollo cognitivo en los niños más adelante. Mientras tanto, el folato juega un papel importante en la protección contra defectos del tubo neural o defectos congénitos del cerebro, la columna vertebral o la médula espinal.

La colina también apoya la formación de membranas celulares y la comunicación celular en el feto. Además, los huevos contienen vitamina B12, un micronutriente esencial para la formación de glóbulos rojos, la función cerebral y la síntesis de ADN.

Promueve la buena visión

A algunas personas les gusta eludir el problema del colesterol alto en los huevos eliminando la yema, ya que contiene la mayor parte del colesterol. Pero al hacerlo, se eliminan algunos antioxidantes importantes para la salud ocular: la luteína y la zeaxantina.

Estos antioxidantes son parte de una clase más amplia de compuestos vegetales llamados carotenoides. Los carotenoides, que se encuentran en alimentos anaranjados como zanahorias, naranjas y pimientos morrones, mitigan los efectos nocivos de las emisiones de luz azul de las computadoras y televisores en nuestros ojos.

La investigación existente también ha sugerido que los carotenoides pueden minimizar el riesgo de deterioro de la visión en la vida posterior, incluidas otras enfermedades oculares como la degeneración macular relacionada con la edad, las cataratas y el glaucoma. La luteína y la zeaxantina se pueden encontrar en las verduras, pero las grasas de los huevos ayudan a nuestro cuerpo a absorber mejor estos antioxidantes.

Construye huesos más fuertes

La vitamina D, un nutriente esencial para la formación de huesos, se encuentra en solo un puñado de fuentes naturales, incluidos los huevos. La vitamina D también ayuda a la absorción de calcio para una mejor salud ósea.

Elegir los huevos adecuados

No todos los huevos son iguales. Puede encontrar diferentes etiquetas pegadas en cartones y paquetes de huevos en el supermercado. Esos términos significan cosas diferentes, y es bueno entenderlos bien para elegir los mejores huevos.

  1. Campo libre: esta etiqueta solo significa que las gallinas tenían acceso continuo al exterior en lugar de estar confinadas dentro de un recinto. Algunos estudios pequeños indican que las gallinas camperas son más saludables que sus contrapartes enjauladas. Puede haber algo de verdad en estas afirmaciones, ya que las gallinas camperas tienden a producir huevos más grandes.
  2. Fresco de granja: esta etiqueta no está sujeta a la regulación federal ya que no significa nada en particular. En la mayoría de los casos, se utiliza a menudo con fines de marketing.
  3. Sin hormonas añadidas: los criadores de pollos comerciales en los EE. UU. Habían practicado la inyección de hormonas en sus gallinas en algún momento para mejorar las cualidades de su carne y huevos. Pero la práctica está prohibida desde la década de 1950.
  4. Sin gluten: esta etiqueta no es tan importante porque todos los huevos no contienen gluten. El gluten de los cereales en los piensos de las gallinas se procesa durante su digestión y no se pasa a los huevos.
  5. Orgánico: esta certificación federal se otorga a los huevos que provienen de gallinas camperas. Esta etiqueta también significa que las gallinas no habían sido alimentadas con antibióticos u hormonas.
  6. Cero grasas trans: esta etiqueta indica que el huevo contiene menos de 0,5 gramos de grasas trans. Pero al igual que la etiqueta sin gluten, esta etiqueta también es válida para todos los huevos. (Natural News).