Monday - Dec 17, 2018

Medio millón de humanos asesinados, $4 trillones desperdiciados desde el 9/11 y Al Qaeda es más fuerte que nunca


marvinphotonew_editorial2

NOTA DEL EDITOR:

Queridos lectores:

Han pasado más de dos décadas desde que los EE.UU. sufrieron el mayor ataque en su suelo. He escuchado muchas teorías sobre el origen del ataque terrorista, incluido que un grupo de élite dentro del gobierno de los Estados Unidos, aliado con gobiernos extranjeros, fue el autor intelectual de su ejecución, con la agenda de desmantelar nuestra Carta de Derechos que protege nuestras libertades. Si esto es cierto o no, lo que es cierto es que después de la implementación de la “Guerra contra el Terror” y la Ley Patriota, los Estados Unidos ya no son la tierra de los libres. Sin lugar a dudas, socavó la base misma sobre la que se construyó nuestro país: su Constitución. El siguiente artículo, escrito por Rachel Blevins, le dará una sinopsis del costo de esta infame Guerra contra el Terror. – Marvin R.

Medio millón de humanos asesinados, $4 trillones desperdiciados desde el 9/11 y Al Qaeda es más fuerte que nunca

Después de 17 años, no hay señales de que la Guerra contra el Terror esté terminando pronto, pero hay evidencia de que Al Qaeda es más fuerte que nunca, gracias a los Estados Unidos.

por Rachel Blevins

Cada año, el 11 de septiembre, los estadounidenses recuerdan los horribles ataques que se llevaron a cabo en 2001, que se han utilizado para dar forma a la política exterior de los Estados Unidos y para actuar como un símbolo de la “Guerra contra el Terror”. Los ataques se atribuyeron a 19 secuestradores afiliados al grupo terrorista Al Qaeda, un grupo que está posiblemente más fuerte que nunca en el 17 aniversario del 9/11.
El 21 de septiembre de 2001, solo 10 días después de los ataques, el ex presidente George W. Bush pronunció un discurso ante la nación y culpó a Al-Qaeda, afirmando que “Al Qaeda es para el terror lo que es la mafia para el crimen.”
“Los estadounidenses tienen muchas preguntas esta noche. Los estadounidenses preguntan: ¿Quién atacó a nuestro país? La evidencia que hemos reunido apunta a una colección de organizaciones terroristas poco afiliadas conocidas como Al Qaeda. Son los mismos asesinos acusados de bombardear embajadas estadounidenses en Tanzania y Kenia, y responsables de bombardear el USS Cole. Al Qaeda es para e; terror lo que la mafia es para el crimen. Pero su objetivo no es hacer dinero; su objetivo es rehacer el mundo e imponer sus creencias radicales a las personas de todo el mundo.
Los terroristas practican una forma marginal de extremismo islámico que ha sido rechazada por los estudiosos musulmanes y la gran mayoría de los clérigos musulmanes, un movimiento marginal que pervierte las enseñanzas pacíficas del Islam. La directiva de los terroristas les ordena que maten a cristianos y judíos, que maten a todos los estadounidenses, y que no hagan distinciones entre militares y civiles, incluidos mujeres y niños”.
Al Qaeda no era un grupo terrorista que apareció mágicamente de la nada, creció como resultado de la Operación Ciclón, un programa llevado a cabo por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos que armó y financió a los mujahideen en Afganistán en los años 80. La Operación Ciclón creó un vacío en la región que creó el clima perfecto para que los talibanes y Al Qaeda crezcan y prosperen.
Sin embargo, en 2001, Al Qaeda se convirtió en la cara del mal en los Estados Unidos y la Administración Bush lanzó la “Guerra contra el Terror” con el propósito de derrotar al grupo por completo.
Los resultados de esa misión en curso han sido horrorosos, y el número de muertos es asombroso. Solo en Irak, se estima que la cifra de muertos superó los 500,000 a finales de 2017. Según investigadores universitarios en los Estados Unidos, Canadá y Bagdad, en cooperación con el Ministerio de Salud iraquí, “aproximadamente el 70 por ciento de las muertes en Irak de 2003-2011 fue violento por naturaleza, y la mayoría fue causada por disparos, seguidos de coches bomba y otras explosiones”.
En Afganistán, la Guerra contra el Terror ha costado más de $1 billón y se han documentado más de 31,000 muertes de civiles. Las muertes de civiles han aumentado considerablemente en los últimos años, lo que sirve como un recordatorio de que la situación solo está empeorando y que no está terminando pronto.
Según un análisis del “Proyecto de Costos de Guerra” del Instituto Watson de Brown University, para fines de 2018, la Guerra contra el Terror de los Estados Unidos costará a los contribuyentes estadounidenses más de $5,600 millones, lo que equivale a un promedio de $ 23,386 por contribuyente.
“A finales de septiembre de 2017, las guerras de los Estados Unidos en Irak, Afganistán, Pakistán y Siria y el gasto adicional en Seguridad Nacional, y en los Departamentos de Defensa y Asuntos de Veteranos desde los ataques del 9/11 sumaron más de $4,300 millones en dólares actuales a través de FY2017. Al agregar los costos probables para el año fiscal 2018 y el gasto futuro estimado para los veteranos, los costos de la guerra suman más de $5,600 millones”.
Como señaló The Nation, esa estimación no incluye varios factores como “los costos psíquicos para los estadounidenses destrozados de una forma u otra en esos conflictos interminables”. No incluyen los costos para la infraestructura de este país, que se ha estado desmoronando, mientras que los dólares de los contribuyentes fluyen copiosamente y en forma notable, casi única, bipartidista en lo que aún se conoce como “seguridad nacional”.
Después de 17 años, no hay señales de que la Guerra contra el Terror esté terminando pronto, pero seguramente los Estados Unidos finalmente están cerca de derrotar a Al Qaeda, ¿verdad?
Desafortunadamente, lo contrario es cierto. Un informe del Los Angeles Times señaló que en 2018, “Al Qaeda puede estar más fuerte que nunca”, y en lugar de destruir al grupo, “las políticas de EE.UU. en el Medio Oriente parecen haber alentado su propagación”.
“El grupo ha acumulado la mayor fuerza de combate en su existencia. Las estimaciones dicen que puede tener más de 20,000 militantes solo en Siria y Yemen. Cuenta con afiliados en todo el norte de África, el Levante y partes de Asia, y sigue siendo fuerte en la frontera entre Afganistán y Pakistán ”
Si bien Al Qaeda pudo haber comenzado como un pequeño grupo terrorista, ahora se ha convertido en una red masiva que está floreciendo en Irak, Yemen, Somalia, Siria y Libia, todos los países en los que Estados Unidos ha llevado a cabo campañas de bombardeos en los últimos años. .
En el aniversario del 11 de septiembre, es hora de que los estadounidenses reconozcan que después de 17 años, la financiación ilimitada aprobada por demócratas y republicanos, y una política exterior brutal que ha matado a cientos de miles de civiles inocentes, es lo único que Estados Unidos ha logrado en Medio Oriente que es crear caos, destrucción y el ambiente perfecto para que florezcan los grupos extremistas. De hecho, la política exterior de EE.UU. ha creado un millón de Osama Bin Ladens desde ese fatídico día y estamos en camino de crear un millón más. (The Free Thought Project).

Deja un comentario