Tuesday - Oct 23, 2018

10 métodos para controlar la mente


por Nicholas West
Activist Post

Cuanto más se investiga el control de la mente, más se llegará a la conclusión de que existe un guión coordinado que ha estado en vigor durante mucho tiempo con el objetivo de convertir a la raza humana en autómatas que no piensan. Durante todo el tiempo en que el hombre ha buscado el poder por sobre las masas, el control mental ha sido orquestado por quienes estudian el comportamiento humano, con el fin de doblegar grandes poblaciones a la voluntad de una pequeña “elite”. Hoy en día, hemos entrado en una fase peligrosa donde el control de la mente ha adquirido una dimensión física, científica, que amenaza con convertirse en un estado permanente si no nos damos cuenta de las herramientas a disposición de la dictadura tecnocrática desplegándose a escala mundial.

El control moderno de la mente es tanto tecnológico como psicológico. Hay pruebas que demuestran que simplemente al exponer los métodos de control de la mente, se pueden reducir o eliminar los efectos, al menos en cuanto a la publicidad y la propaganda. Es más difícil contrarrestar las intrusiones físicas, que el complejo militar-industrial sigue desarrollando y mejorando.

1. Educación — Es la más evidente, aunque sigue siendo la más insidiosa. Siempre ha sido una fantasía de los aspirantes a dictadores “educar” a los niños naturalmente impresionables, por lo que ha sido un componente central de las tiranías comunistas y fascistas largo de la historia. Charlotte Iserbyt ha expuesto la agenda de la educación moderna en su libro, The Deliberate Dumbing Down of America, en el que describe el papel de las fundaciones globalistas en la conformación de un futuro destinado a producir siervos dominados por una elite consciente y educada.

2. Publicidad y propaganda – Edward Bernays ha sido citado como el inventor de la cultura consumista que fue diseñada principalmente para apuntar a auto-imagen (o falta de ella) de la gente, con el fin de convertir un deseo en una necesidad. Bernays señala en su libro de 1928, “Propaganda”, que “la propaganda es el brazo ejecutivo del gobierno invisible”. Esto se puede ver más claramente en el estado policial moderno y la creciente cultura ciudadana soplona, envuelta en la guerra de pseudo-patriótica contra el terrorismo. La consolidación cada vez mayor de los medios de comunicación ha dado origen a una estructura corporativa completa para combinarse con el gobierno, que ahora utiliza el concepto de colocación de propaganda.

3. Programación predictiva – Mientras muchos siguen negando que la programación predictiva es real, Alan Watt documenta que la programación predictiva tiene sus orígenes en la predominantemente elitista Hollywood, donde la pantalla grande puede ofrecer una gran visión de la sociedad. Basta con mirar hacia atrás en los libros y películas que usted pensaba eran exagerados o de “ciencia ficción” y echar un vistazo a la sociedad actual.

4. Deporte, Política, Religion -  Algunos podrían ofenderse que la religión, o incluso la política, sean puestas junto a los deportes como un método de control mental. El tema central es el mismo: divide y vencerás. Las técnicas son muy simples: un cortocircuito en la tendencia natural de la gente a cooperar para su supervivencia, y enseñarles a formar equipos empeñados en dominar y ganar. Los Deportes siempre han tenido un papel clave como una distracción para las tendencias tribales en eventos no importantes, que en EE.UU. moderno ha alcanzado proporciones ridículas donde hay protestas porque una celebridad deportiva deja la ciudad, pero los temas humanas esenciales como la libertad son vistos como intrascendentes. El discurso político es estrictamente un paradigma de izquierda a derecha, que la oposición controla fácilmente, mientras que la religión es el telón de fondo de casi todas las guerras a lo largo de la historia.

5. Comida, Agua y Aire– Los aditivos, toxinas y otros venenos alimenticios literalmente alteran la química del cerebro para crear docilidad y apatía. El flúor en el agua potable se ha demostrado que reduce el coeficiente intelectual, el aspartame y el glutamato monosódico son excitotoxinas que excitan las neuronas hasta que mueren, y el fácil acceso a la comida rápida que contiene estos venenos en general, ha creado una población que carece de enfoque y motivación para cualquier tipo de estilo de vida activo.

6. Drogas — Puede ser cualquier sustancia adictiva, pero la misión de los controladores de la mente es estar seguro de que usted es adicto a algo. Uno de los brazos principales de la agenda de control de la mente moderna es la psiquiatría, cuyo objetivo es definir a todas las personas por sus trastornos, a diferencia de su potencial humano. Así fue anunciado en libros como Brave New World. Hoy en día, se ha llevado a mayores extremos mientras una tiranía médica ha tomado fuerza en casi todas partes donde casi todos tienen algún tipo de trastorno – en particular aquéllos que cuestionan la autoridad. El uso de drogas nerviosas en el ejército ha llevado a un número récord de suicidios. Lo peor de todo es que el estado moderno de la droga ahora tiene más del 25 por ciento de los niños estadounidenses bajo medicamentos que adormecen la mente.

7. Ensayos militares — El ejército tiene una larga historia como campo de pruebas para el control de la mente. La mentalidad militar es tal vez la más maleable, ya que quienes hacen carrera en el ejército respetan las estructuras de jerarquía, control y la necesidad de la obediencia incuestionable a una misión. Una historia reciente destacó los planes de DARPA de crear cascos transcraneales de control mental que los mantendrá enfocados.

8. Espectro electromagnético — Una sopa electromagnética nos envuelve a todos, cargada por los dispositivos modernos de comodidad que han demostrado tener un impacto directo sobre la función cerebral. En una admisión tácita de que es posible, uno de los investigadores ha estado trabajando con un “dios casco” para inducir visiones que alteran el campo electromagnético del cerebro. Nuestra sopa moderna nos ha bañado pasivamente con olas que potencialmente alteran la mente, mientras que un amplio abanico de posibilidades tales como las torres de telefonía móvil ya están disponibles para una intervención más directa del aspirante a controlador de la mente.

9. Televisión, computadora y “tasa de parpadeo”– Ya es bastante malo que lo que está “programado” en su televisor (acceso remoto a través del “control”) ya está planificado, haciendo más fácil que literalmente lo adormece hasta dormir, por lo que es un arma psico-social. Pruebas de tasa de velocidad de parpadeo muestran que las ondas alfa en el cerebro se alteran, produciendo un tipo de hipnosis, lo que no es buen presagio para la última revelación de que las luces pueden transmitir datos codificados de Internet por la tasa del parpadeo de la computadora, pero a través de los juegos de video, redes sociales, y una estructura básica que sobrecarga el cerebro con información, la rapidez de la 2comunicación moderna induce un estado de TDAH. Un estudio sobre los juegos de video reveló que un juego extendido puede resultar en un menor flujo de sangre al cerebro, minando control emocional. Además, los juegos de roles de guerra realista y escenarios policía del estado sirven para desensibilizar una conexión con la realidad.

10. Nanobots – La modificación directa del cerebro ya ha sido etiquetada como “neuroingeniería”. Un artículo de Wired des principios de 2009 puso de relieve que la manipulación directa del cerebro a través de la fibra óptica es un poco complicada, pero una vez instalado “podría hacer feliz a alguien con sólo pulsar un botón”. Los nanobots llevan el proceso a un nivel automatizado, reconectando el cerebro molécula por molécula. Peor aún, estos mini androides pueden auto-replicarse, lo que obliga a uno a preguntarse cómo este genio nunca iba a volver a la botella una vez abierta. Fecha prevista de llegada? Década de 2020.

Un esfuerzo concertado está en marcha para gestionar y predecir el comportamiento humano para que los especialistas en ciencias sociales y de la élite dictatorial puedan controlar a las masas y protegerse de las consecuencias de una humanidad libre completamente despierta. Sólo tomando conciencia de sus intentos de ponernos a dormir podemos tener una oportunidad de preservar nuestro libre albedrío.